Menu
stage img
  • Ciencias

El cambio climático deja a Suiza a merced de los elementos

30.09.2021 – Theodora Peter

El verano 2021 fue muy lluvioso en Suiza. En vez de sol y calor, hubo granizo e inundaciones. Con el cambio climático, estos fenómenos meteorológicos extremos serán cada vez más frecuentes.

Mientras que el sur de Europa estuvo azotado este verano por una ola de calor, en Suiza casi no paró de llover. Las lluvias, a menudo violentas, causaron el desbordamiento de arroyos, ríos y lagos. Bomberos y protección civil trabajaron sin descanso apilando sacos de arena y construyendo barreras contra inundaciones para evitar mayores daños. En julio, Suiza no vivió ninguna catástrofe, a diferencia de Alemania y Bélgica, donde las inundaciones repentinas arrasaron valles enteros y dejaron cientos de muertos. Sin embargo, los daños materiales alcanzaron varios cientos de millones de francos. La agricultura resultó gravemente afectada: en los campos inundados se pudrieron las hortalizas. En pocas horas las tormentas de granizo destruyeron viñedos y plantaciones frutales por completo. Sin embargo, esta lluvia persistente tuvo una consecuencia positiva: se volvieron a llenar muchas reservas acuíferas – entre otras, el Lac de Brenets en el Jura, que en 2020 quedó totalmente seco–. También los bosques se recuperaron de los daños causados por los anteriores periodos de sequía.

El IPCC da la voz de alarma

Ya sean lluvias torrenciales u olas de calor, los extremos meteorológicos serán más frecuentes, e incluso más intensos en el futuro. Es lo que revela el último informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC), publicado en agosto por 200 científicos de 66 países, entre ellos Suiza. Desde el último informe de 2014, es aún más evidente que vivimos una etapa de calentamiento mundial causado por el hombre, y que no deja de acelerarse. Tan solo en los últimos siete años, la temperatura global aumentó 0,2 grados. No parece mucho, pero cada aumento de una décima de grado provoca más episodios climáticos extremos en todo el planeta. Suiza se ve especialmente afectada por el cambio climático, pues aquí las temperaturas aumentaron casi el doble que el promedio mundial. En 2018, los investigadores mostraron ya con detalle, en los “Escenarios climáticos para Suiza”, las consecuencias de un cambio climático desenfrenado para el país: una de ellas, las lluvias fuertes más frecuentes e intensas. Desde 1901 en Suiza las precipitaciones durante estos episodios extremos han aumentado en un 12 por ciento, debido a que el aire más caliente puede absorber más humedad. La relación es de un 6 a 7 por ciento más de agua por cada grado centígrado de calentamiento.

Urge reducir las emisiones de CO2

Es conocido que los gases de efecto invernadero activan el calentamiento climático. Según el informe del IPCC, en el año 2019 la concentración de CO2 en la atmósfera era un 47 por ciento más elevada que a inicios de la era industrial, y más alta que nunca en los últimos dos millones de años. Los investigadores advierten que solo si las emisiones de CO2 se reducen drásticamente en los próximos años y se alcanza el cero neto antes de 2050, el calentamiento global podrá limitarse a menos de dos grados, tal y como estipulan los objetivos climáticos del Acuerdo de París. Incluso con un calentamiento de “solo” 1,5 grados se prevén precipitaciones y olas de calor más frecuentes, “de una magnitud hasta ahora desconocida”.

¿Qué tan dispuesta está la comunidad mundial a tomar medidas efectivas de protección del clima? Lo sabremos en noviembre, cuando se celebre en Glasgow la próxima conferencia climática de la ONU.

revue.link/climatescenarios

www.ipcc.ch

top