Menu
stage img
  • Tema Clave

Perdura la crisis de la relación Suiza-UE

07.10.2022

Aproximadamente un año tras la ruptura de las negociaciones tendientes a lograr un acuerdo marco, Suiza está haciendo un nuevo intento por regular sus relaciones con la UE. Pero aún falta mucho camino por recorrer hasta encontrar una solución viable entre Berna y Bruselas... y este camino está marcado por la desconfianza mutua. En el plano de la política interna, tampoco se vislumbra un amplio consenso.

Tras una pausa para la reflexión, en febrero de 2022 el Consejo Federal decidió retomar el dosier de la UE. En lugar de un “pesado” acuerdo marco, el Gobierno da preferencia a un paquete que incluye diversos elementos. El objetivo es asegurar el acceso al mercado interior europeo, allanar el camino para nuevos acuerdos (por ejemplo, en materia de energía eléctrica) y volver a participar en ciertos programas de la UE, como Horizon Europe. Las cuestiones institucionales (por ejemplo, a qué instancia le corresponde zanjar un conflicto) se regularían por separado.

Livia Leu, Secretaria de Estado suiza, sondea el difícil terreno en Bruselas. Foto: Keystone.

El quid del asunto es que la Comisión de la UE hasta ahora se ha negado explícitamente a considerar un procedimiento que regule estas cuestiones fundamentales “caso por caso”. También insiste en que se acuda al Tribunal de Justicia Europeo en caso de conflicto, lo que suscita gran resistencia en la política interior suiza. Sin embargo, el Consejo Federal espera que la sede de la UE tome conciencia de que la continuación de la vía bilateral también redunda en beneficio de los países europeos vecinos.

Desde la primavera, es la Secretaria de Estado responsable del dosier, Livia Leu, la que está sondeando el terreno en Bruselas. Hasta el cierre de redacción se han llevado a cabo diversos encuentros entre los negociadores. Sin embargo, aún podría pasar algún tiempo hasta que se celebren nuevas negociaciones al más alto nivel político, debido a que el Consejo Federal no quiere decidir sobre un mandato al respecto hasta que haya “una base suficiente”. De momento, las posiciones aún están “muy distanciadas”, puntualizó el Consejo Federal a mediados de junio. El deshielo no parece estar todavía a la vista.

“El paquete debe contar con el respaldo de la política interna si quiere tener una oportunidad en un referendo”.

Fabio Wasserfallen

Politólogo, Catedrático de Política Europea en la Universidad de Berna

A la sombra de las elecciones de 2023

Tampoco existe consenso a nivel nacional sobre cómo proceder respecto a la cuestión de la UE. Cada partido propone su propia estrategia y plan de acción, aunque al mismo tiempo todos lamentan que no se avance en la búsqueda de una solución. En opinión del politólogo Fabio Wasserfallen, Catedrático de Política Europea en la Universidad de Berna, el hecho de que el Consejo Federal no modere con mayor firmeza el debate que se está llevando a cabo en Suiza refleja una falta de liderazgo. “Lamentablemente, la política interior y la política exterior están divorciadas”. Reconciliarlas sería, según este politólogo, tarea del gobierno nacional. “El paquete debe contar con el respaldo de la política interna si quiere tener una oportunidad en un referendo”. Con modelos realistas, el Consejo Federal podría mostrar la manera de velar por los intereses suizos y mitigar eventuales concesiones. “Para ello, el Gobierno debería establecer una línea común y mantenerla a largo plazo”. Sin embargo, cuanto más tiempo pasa, más probable es que se esperen las elecciones federales del otoño de 2023, estima el politólogo. Porque dependiendo de los resultados que obtenga cada partido, se volverán a barajar las cartas en la composición del gobierno nacional. “Sin embargo, lo ideal sería que se celebrara un debate sobre las ventajas y desventajas del plan del Consejo para la UE antes de las elecciones”. De este modo, todos los actores se verían obligados a mostrar sus cartas en el próximo año electoral.

THEODORA PETER

Apropiado para este tema:
El miedo de la investigación suiza a quedarse aislada

top