Menu
  • Leído

Jost Auf der Maur | Viaje a las entrañas de Suiza

15.09.2017 – JÜRG MÜLLER

El territorio suizo está en constante crecimiento –pero no en la superficie, sino bajo tierra–.

En su afán por excavar a profundidades cada vez mayores, Suiza podría romper todos los récords: el conjunto de túneles, cavernas, fortificaciones, refugios, búnkeres, galerías, hospitales subterráneos y estaciones de tren formaría un tubo de 3 750 kilómetros de longitud.

El publicista Jost Auf der Maur lleva a los lectores de la mano en un viaje por el misterioso subsuelo helvético. Sus apasionantes reportajes dejan entrever un mundo del que muchos intuyen algo, pero que muy pocos conocen de manera precisa. Los informes de Auf der Maur sobre el mundo subterráneo se complementan con cuadros de texto y una sección detallada para quienes deseen bajar al subsuelo de Suiza: porque es sorprendente el número de instalaciones subterráneas abiertas al público en general.

El autor lo mira todo de cerca sin perder la objetividad de un reportero profesional, aunque a menudo no duda en adoptar una postura crítica. Unas veces lo observa todo desde una perspectiva histórica, otras habla en profundidad con testigos directos. Particularmente impactantes son sus conversaciones con los mineros del túnel de base del San Gotardo, inaugurado en 2016: una brillante hazaña técnica, que tiene también su lado oscuro. Hasta la fecha, la construcción de túneles sigue siendo un trabajo muy duro; los trabajadores “parecen más viejos de lo que son. Se desgastan allí abajo”, escribe Auf der Maur. Para él sigue siendo incomprensible que “Suiza tenga un trato tan despreocupado con la verdad sobre los mutilados, los inválidos y las vidas que se ha cobrado la construcción de la Suiza subterránea durante los últimos 150 años”. No sólo debe tenerse en cuenta a quienes han perecido en accidentes, sino también a quienes han fallecido a consecuencia de la neumoconiosis y de las malas condiciones higiénicas. Auf der Maur menciona una cifra de casi 10 000 fallecidos y al menos 50 000 trabajadores con secuelas permanentes durante el resto de su vida.

Uno de los puntos más destacados del libro es el informe sobre el búnker que el Consejo Federal mandó construir durante la Segunda Guerra Mundial cerca de Amsteg y que nunca llegó a usarse. O el impresionante reportaje sobre la ciudad fortificada subterránea de Sonnenberg, cerca de Lucerna, una de las instalaciones más grandes de protección civil del mundo, que data de la época de la Guerra Fría: aunque podía albergar a 20 000 personas, en la práctica resultó estar llena de defectos y fue calificada de inservible.

Jost Auf der Maur: “Die Schweiz unter Tag. Eine Entdeckungsreise”. Echtzeit Verlag, Basilea 2017, 139 páginas, CHF 33.90

top