Menu
  • Leído

Jonas Lüscher | Ganar un millón de dólares

19.05.2017 – RUTH VON GUNTEN

“Kraft se las está viendo negras. Y como siempre que se las está viendo negras, se refugia en la investigación”. Este catedrático de Retórica de Tubinga no sólo tiene dificultades con la ponencia que debería presentar en un concurso científico en Silicon Valley. “¿Por qué todo lo que es es bueno, y cómo podemos pese a todo mejorarlo?” Ésta es la pregunta a la que Richard Kraft debe responder. Está en juego un tentador premio de un millón de dólares, con los que podría reorganizar su vida y financiar su inevitable divorcio.

En algo más de 200 páginas, acompañamos a este catedrático a EE. UU., a la prestigiosa Universidad de Stanford, en la que pretende escribir durante cuatro semanas la respuesta de 18 minutos a la pregunta por la que ofrecen tal premio. Ha dejado en Alemania a su segunda esposa y a sus hijas gemelas. A modo de retrospectiva, el lector averigua muchas cosas sobre la trayectoria de Kraft, sus relaciones con las mujeres y su amistad con Istvan, el seudodisidente húngaro en cuya casa se hospeda ahora. Pero aquí no nos corresponde desvelar el final que se va perfilando en forma de crescendo.

Tras su muy elogiada ópera prima Frühling der Barbaren [“La primavera de los bárbaros”], se esperaba con expectación la publicación de la presente novela de Jonas Lüscher. Gracias al uso de la primera persona del plural, con la que se incluye al lector en la narración, la historia se presenta a veces de manera irónica-cómica, mientras que, en otras ocasiones, parece distante. El argumento es interesante, pero también resulta muy construido, y es difícil identificarse con Kraft, el protagonista, dadas las características tan poco simpáticas de ese catedrático partidario del mercado libre, quien vitoreaba a Ronald Reagan cuando era un joven estudiante en Berlín.

El libro puede interpretarse de diversas formas, desde la crítica social hasta el ensayo filosófico, pasando por la sátira mordaz. No obstante, sus larguísimas frases resultan a menudo artificiales y exigen del lector una gran concentración. El autor ha colocado el listón muy alto, pero las citas que preceden a cada capítulo y que siempre aluden a la palabra alemana “Kraft” (“fuerza”) animan a seguir leyendo.

Jonas Lüscher, nacido en 1976, se crió en Berna, donde se formó como maestro de escuela primaria. Más tarde estudió Filosofía e investigó, como estudiante de doctorado, en la Universidad Politécnica Federal de Zúrich (ETH). Desde hace unos años, Lüscher vive en Múnich. Su novela corta La primavera de los bárbaros (2013) ha sido traducida a numerosas lenguas y adaptada para el teatro. La presente novela, Kraft, será próximamente traducida al francés y al neerlandés.

Jonas Lüscher: Kraft. Editorial C.H. Beck, 2017. 237 páginas; 28,90 francos suizos aprox.

top