Menu
stage img
  • Literatura

John Knittel | Hizo del mundo un escenario para novelas

14.01.2015 – Charles Linsmayer

John Knittel se sentía en casa en muchos países y escribió un bestseller tras otro en inglés

Nació el 24 de marzo de 1891, hijo de un misionero de Basilea en Dharwar, India, donde pasó sus primeros tres años de vida. Cuando estudiaba en el instituto de bachillerato de Basilea, a su compañero Carl Jakob Burckhardt John Knittel le parecía un “asombroso forastero”. Antes de acabar el bachillerato, a los 19 años, volvió a viajar para ver el mundo. En Londres trabajó en un banco, después en una productora cinematográfica, y se casó en 1915 con Frances Rose White-Bridger, de 17 años, a la que permaneció fiel hasta su muerte, el 26 de abril de 1970. Su encuentro con el escritor Robert Hichens lo convirtió en dramaturgo y después en narrador, y en 1921 publicó su primera novela “Aaron West”, la historia de un berserker o guerrero vikingo fanático con un alma ansiosa de cariño, roto por amar a dos mujeres. En 1924, en “El caminante en la noche”, David Bright, un joven de buena familia, sucumbe por mal de amores y por su entorno, porque no supera el trauma de la Primera Guerra Mundial.

Como toda la obra de Knittel, las dos novelas están escritas en inglés. Muchos consideran a este autor, que vivió en Londres, Lisboa, Marrakech y desde 1932 en Ain Shems, cerca de El Cairo, hasta que en 1938 se estableció en Maienfeld, inglés. El NZZ constata en 1921: “Knittel pertenece a la categoría internacional de escritores para los cuales la lengua no cuenta nada en absoluto. Su obra es ya una traducción en cada idioma”.

Escenarios árabes

También en lo referente a escenarios, John Knittel es internacional. De 1929 a 1933 publica las tres primeras de esas novelas que le valen la fama de ser un avispado conocedor del mundo egipcio-árabe: “El basalto azul” es el encuentro imaginario de un egiptólogo con una faraona resucitada de una momificación. “Abd-el-Kader” es la novela de un líder marroquí de los rebeldes, que toma como rehén al general del ejército de ocupación y es asesinado por éste, sin enterarse de que es su padre. Finalmente “El comandante”, la novela que se desarrolla en Marrakesch sobre Igor, un ruso de la legión extranjera, que ejerce una poderosa e inexplicable fascinación sobre las mujeres.

Dos de sus libros de más éxito tienen como escenario Suiza. El drama familiar “Thérèse Etienne” de 1927, una novela en la que el joven Gottfried Müller está tan obsesionado con el amor por Thérèse, la segunda mujer de su padre, considerablemente más joven, que se convierte en fuerza motriz del asesinato gracias al cual la amante secreta se librará de su padre. Y “Via Mala”, de 1934, donde nuevamente se describe un parricidio, esta vez del despótico propietario grisón de una serrería, Jonas Lauretz, que reprime tan brutalmente a sus hijos, que al final ellos mismos lo matan. En 1936, Knittel continúa la “serie árabe” con la novela egipcia de médicos “El Hakim”, en 1948 le sigue la novela de África “Terra magna”, en 1953 la novela sobre ex-combatientes ambientada en Francia “Jean Michel” y en 1959, como última obra, la novela sobre industriales “Arietta”.

A partir de 1945 ya no tiene mucho éxito. Por una parte, la forma tradicional de narrar de Knittel tiene mucha competencia en el estilo más moderno de escribir de otros autores. Por otra parte le perjudica el hecho, por ejemplo, de haber sido miembro de la “Asociación de Escritores Europeos” de Goebbels – lo que le hizo sospechoso de haber colaborado con el régimen nazi, si bien eso nunca se pudo demostrar; en todo caso se puede suponer que fue un ingenuo. Con su obra que hace del mundo entero un escenario, en la que incorpora a gente de todos los colores y deplora una y otra vez la perversidad de Europa frente al Tercer Mundo, Knittel está tan lejos de la chovinista locura racista de los nazis como se pueda imaginar.

Charles Linsmayer es filólogo especializado en literatura y periodista en Zúrich.

“Las acciones y los títulos ­bursátiles son los documentos que dan testimonio del odio y la lucha de clases que reina hoy en todo el mundo. Si el Sr. Salomon ­Montague tiene bonos de guerra del 5% para diez mil libras y diez mil libras en acciones de Sheffield Steel de las que obtiene sus ingresos, yo declaro que el Sr. Salomon Montague vive de la sangre y el sudor de sus ­semejantes “.

David Bright en “El caminante en la noche”

1924

Bibliografía: «Thérèse Etienne”, “Via Mala” y “El Hakim” están a la venta en la edición de bolsillo de S.-Fischer.
 

top