Menu
stage img
  • Sociedad

Cada vez menos escolares comprenden lo que leen

03.04.2020 – Mireille Guggenbühler

Entre los escolares suizos mengua día a día la capacidad de comprender los textos que leen, revela el último Informe PISA. Dagmar Rösler, máxima autoridad en el ámbito educativo suizo, habla de una crisis del lenguaje.

Inma, criadora de gallinas, pregunta en un foro online sobre la salud de las gallinas: “¿Puedo darle aspirina a mi gallina? Tiene dos años y creo que se ha lastimado una pata. No puedo ir al veterinario hasta el lunes, y éste no contesta al teléfono. Al parecer, mi gallina sufre mucho. Quiero darle algo para que se sienta mejor, hasta que pueda llevarla al veterinario”.

La pregunta de Inma forma parte de un test que propone el último estudio de evaluación del rendimiento escolar PISA (Programa Internacional para la Evaluación de los Alumnos). Este estudio comparativo se lleva a cabo cada tres años en los Estados miembros de la OCDE y países asociados, con el objeto de evaluar las competencias de los alumnos de quince años en las áreas de lectura, matemáticas y ciencias naturales.

¿Necesita la gallina una aspirina o un veterinario?

El último estudio PISA se centraba en la lectura. Muy representativo de este enfoque es el caso del foro online sobre la salud de las gallinas: los alumnos de quince años no sólo tenían que leer detenidamente la pregunta de Inma, sino también comprender qué quería saber Inma: ¿Quiere saber si puede darle aspirina a su gallina herida o con qué frecuencia le puede dar? ¿Pregunta Inma cómo buscar a un veterinario? ¿O pregunta cómo puede determinar la intensidad del dolor de su gallina?

Los alumnos tenían que hacer clic en la pantalla en la respuesta correcta. Además de las tradicionales tareas de lectura de textos impresos, se introdujeron por primera vez tareas interactivas en el test. Según los expertos que se encargaron de presentar los resultados del informe para Suiza, esto es consecuente: el concepto del test PISA debe tener en cuenta la evolución de la sociedad como, por ejemplo, la “revolución digital”. Es por ello que la definición de la competencia de lectura incluye ahora la capacidad de usar medios digitales.

En comparación con las cifras del año 2015, los resultados suizos del informe actual muestran varias tendencias:

  • La capacidad de lectura de los jóvenes ha disminuido
  • Es menor el entusiasmo de los jóvenes por la lectura
  • El porcentaje de alumnos con dificultades de lectura se ha incrementado

Si bien Suiza no se aparta mucho del promedio de la OCDE en cuanto a la competencia de lectura, otros países como Finlandia, Suecia, Alemania, Francia o Bélgica obtuvieron resultados notablemente mejores.

Para relajarse, los jóvenes ven películas en vez de leer libros

¿Por qué han disminuido en Suiza la capacidad de lectura y el entusiasmo de los alumnos por leer, y ha aumentado el porcentaje de alumnos con dificultades de lectura?

Dagmar Rösler es Presidenta de la organización central de profesores de Suiza y está confrontada diariamente con temas relacionados a la educación. Los resultados del Informe PISA coinciden con su experiencia cotidiana como docente: “En la escuela también compruebo que se lee menos. Los medios digitales compiten con los libros. Para relajarse, los jóvenes ven películas en vez de leer libros”.

Los resultados del Informe PISA corroboran esta afirmación: 50 de 100 jóvenes suizos indicaron en el marco del estudio que no leen por placer, frente al 30 % en el año 2000. Pero, según el estudio, el placer de leer y la competencia de lectura están íntimamente vinculados. De ahí la pregunta: En la escuela ¿se debe incentivar más el interés por la lectura? “En la actualidad ya se hace mucho. Los profesores son conscientes de que leer es sumamente importante”, asegura Dagmar Rösler, y añade: “La escuela es probablemente el lugar en el que los alumnos más leen en la actualidad y en el que tienen que reflexionar acerca de lo que han leído”.

¿Es la crisis de la lectura una crisis del lenguaje?

De acuerdo con Dagmar Rösler, es preciso incentivar la capacidad de lectura durante la primera infancia, en casa y dentro de la familia. El Informe PISA revela también que la cuarta parte de los alumnos participantes muestran deficiencias graves en materia de competencia de lectura. Este porcentaje incluye a muchos jóvenes con padres extranjeros. Los alumnos que hablan en casa el mismo idioma que el del test obtuvieron resultados sensiblemente mejores.

De ahí la pregunta: ¿Es la crisis de la lectura básicamente una crisis del lenguaje? “Quienes ingresan a la escuela con un déficit lingüístico rara vez logran compensarlo”, comenta Dagmar Rösler. “Suiza no ha avanzado lo suficiente en materia de estimulación lingüística temprana”. Pero hay excepciones: el cantón de Basilea-Cuidad se considera un buen ejemplo en este ámbito. Las autoridades cantonales solicitan a las familias que rellenen un cuestionario acerca de los conocimientos en alemán de sus hijos, antes de que ingresen al jardín de infancia. Si resulta que los niños necesitan apoyo lingüístico, deben asistir a un curso obligatorio de alemán el año anterior a su ingreso al jardín de infancia. Este curso es gratuito. También la ciudad de Coira ofrecerá a partir de este verano un curso de apoyo lingüístico, al que estarán obligados a asistir, 18 meses antes de su ingreso al jardín de infancia, todos aquellos niños que no hablen suficiente alemán. La ciudad de Lucerna puso en marcha un modelo similar y, por primera vez, envió a los padres, en enero de este año, cuestionarios similares a los de Basilea. En el cantón de Zúrich, en cambio, una iniciativa parlamentaria para la introducción del modelo basiliense fue rechazada por la comisión educativa cantonal. Para Dagmar Rösler, el Informe PISA muestra, en última instancia, la necesidad de actuar en un ámbito esencial: “En Suiza tenemos que avanzar en materia de igualdad de oportunidades”.

¿Qué resultados obtuvieron los jóvenes suizos?

En 2018, 600000 alumnos de 79 países participaron en los test del último estudio PISA. En Suiza participaron 6 000 alumnos, nacidos en 2002. Los test que se llevaron a cabo en 200 escuelas suizas fueron la base para determinar los promedios suizos. Los datos de estos test no permiten establecer comparaciones entre cantones, ni realizar un desglose por regiones lingüísticas. En una comparación internacional, fue en matemáticas donde los jóvenes suizos obtuvieron los mejores resultados. Asimismo, el promedio suizo en ciencias naturales está notablemente por encima del promedio de la OCDE.

top