Menu
stage img
  • Sociedad

Ahorro sin intereses

20.11.2019 – Mireille Guggenbühler

Ahorrar es una virtud tradicional de los suizos. Sin embargo, en la actualidad, los ahorradores están preocupados, debido a que los intereses por sus ahorros han bajado a niveles históricos. Ahorrar ya no es rentable.

En mayo de este año, UBS, uno de los principales bancos suizos, sorprendió a los ahorradores al anunciarles que ya no recibirían más intereses por sus ahorros. Esto es algo totalmente inusitado, pues hasta ahora quienes ponían su dinero ahorrado a disposición del banco recibían siempre una retribución a cambio. Esta retribución eran los intereses. Sobre este trasfondo, la decisión de UBS tiene carácter simbólico, dice Benjamin Manz, gerente de moneyland.ch, un servicio suizo de comparación de bancos y seguros: “Una tasa de interés del cero por ciento significa que no recibo nada a cambio de mi esfuerzo por ahorrar”.

Pero no sólo UBS ha dejado de pagar intereses por los ahorros. Los tipos de interés han bajado a niveles históricos en todos los bancos suizos. En promedio, los clientes reciben en sus cuentas de ahorro intereses del 0,05 por ciento y, según Moneyland, incluso 0,00 por ciento en las cuentas de particulares, a fecha de septiembre de 2019. En Suiza no ha habido nunca intereses tan bajos. “El bajo nivel de intereses nominales y reales es único en la historia”, constata también Peter Kugler, Profesor emérito de Economía de la Universidad de Basilea, en un artículo de la revista de economía “Die Volkswirtschaft”.

Los intereses extremadamente bajos, junto con la inflación y las distintas comisiones introducidas por muchos bancos, hacen que los ahorros pierdan valor real. “El ahorro tradicional vinculado a la libreta de ahorro ya no vale la pena”, declara Karl Flubacher de VZ Vermögenszentrum de Basilea, y añade que esto preocupa a muchos suizos: “El ahorro es un tema importante en nuestras charlas de asesoramiento”. ¿Qué ocurrirá con esta virtud típicamente suiza, si ya no vale la pena ahorrar?

Un factor decisivo: la seguridad del empleo

Hipótesis 1: Cuando los ahorros personales pierden valor, se consume más. Esto no es cierto, afirma André Bähler, Director de Política y Economía de la Fundación para la Protección de los Consumidores de Suiza. El principal factor para que los ahorradores cambien su comportamiento de consumo es la situación económica del país. La seguridad del empleo tiene un efecto mucho más directo sobre el comportamiento de consumo que los intereses bajos. “Si sé que conservaré mi puesto de trabajo, afirma André Bähler, mi comportamiento como consumidor será muy distinto del que podría tener si mi situación profesional fuera incierta”. Pero añade: “Esto no impide que la situación actual de los intereses provoque emociones y reacciones”.

Las inversiones alternativas resultan poco atractivas

Hipótesis 2: Visto el bajo nivel de los intereses, los suizos apuestan por otras formas de ahorro e inversión. Benjamin Manz, de Moneyland, explica que al ahorrador suizo promedio no le gusta experimentar: “Hasta ahora no ha habido una transferencia importante hacia inversiones alternativas. Los suizos evitan el riesgo y, generalmente, también los cambios”. No obstante, no descarta que este comportamiento cambie en un futuro.

¿Se guarda más dinero bajo el colchón?

Hipótesis 3: En vez de buscar formas de inversión alternativas, los ahorradores suizos sacan más dinero de sus cuentas y lo guardan debajo del colchón. Si bien no hay cifras nuevas que apoyen esta tesis, una encuesta del Banco Nacional Suizo, de 2017, aporta algunos indicios. Se interrogó a los suizos sobre los motivos por los que guardan su dinero en efectivo en casa o en otro lugar. El siete por ciento de los encuestados respondieron que lo hacen para ahorrar o por temor a los intereses negativos. Esto significa que el porcentaje de quienes guardan grandes cantidades de efectivo fuera de los bancos no es alto. Los autores de la encuesta llegaron a la conclusión “de que los intereses bajos no parecen ser un motivo importante para que los hogares guarden dinero en efectivo en casa o en cajas fuertes”. No obstante, desde la publicación de la encuesta, los intereses han bajado aún más y han aumentado las comisiones de los bancos.

“Muchos ni siquiera pueden ahorrar”

Con base en lo anterior podemos afirmar que los suizos realmente no han cambiado su comportamiento de ahorro pese a los bajos intereses, al menos hasta ahora, y varios estudios científicos respaldan esta conclusión provisional. Así, un estudio del Centro de Investigación Económica Europea sobre los ahorradores alemanes llegó a la conclusión de que el comportamiento de ahorro del ciudadano medio casi no cambia a causa de los intereses bajos. Sin embargo, Karl Flubacher, del VZ Vermögenszentrum, advierte que el motivo de ello es quizá más simple: “Muchos ni siquiera pueden ahorrar”. El mencionado estudio muestra que existe realmente un estrato social que sí adapta su comportamiento de ahorro y que apuesta más por títulos negociables: hombres jóvenes, adinerados y dispuestos a asumir riesgos (véase Retrato, en el recuadro).

Una de las últimas conclusiones del estudio revela la gran preocupación de muchos ahorradores, a pesar de que hasta ahora casi no han modificado su comportamiento: si se introdujeran a gran escala intereses negativos en los depósitos bancarios, más de un tercio de los encuestados retirarían su dinero. Lo que todavía es incierto es lo que harían con todo ese dinero en efectivo.

Thomas Kovacs, zuriqués de 23 años y creador de un blog financiero, vive de forma minimalista, ahorrando todo lo que puede. Su meta es alcanzar mayor libertad financiera.

El ahorro como estilo de vida

Thomas Kovacs tiene 23 años, pero, a pesar de su edad, ha reflexionado mucho sobre el dinero y el ahorro, y hace públicas sus conclusiones. Kovacs es el creador del blog financiero “Der Sparkojote” [“El coyote ahorrador”] y de un canal del mismo nombre en YouTube. Con apenas 17 años fundó una tienda de juegos online y, desde entonces, ha ahorrado la fortuna de 182 000 francos suizos. También invierte en bolsa, vive de los ingresos de su tienda online, de su blog y de su canal de YouTube, y gasta al mes, como máximo, 2 000 francos. Ropa costosa, vacaciones de lujo, comer en restaurantes o salir de noche: el trabajador y minimalista Thomas Kovacs desiste de todo eso, pues opina que “no contribuye a mi calidad de vida”.

Da a conocer todas sus inversiones y finanzas a través de su blog y sus vídeos. A fin de cuentas, para Thomas Kovacs todo gira alrededor de su meta de lograr independencia financiera para poder vivir de forma autónoma: “Centro mi vida en lo que realmente importa. El ahorro es un efecto secundario de este estilo de vida”. En el colegio aprendió mucho, pero no “lo más importante”: “Manejar aquello que determinará tu vida más adelante: el dinero”. No obstante, con vistas a la vejez y atendiendo a la situación actual de los intereses, esto debería ser indispensable, afirma Thomas Kovacs. La importancia que tiene el ahorro también para los jóvenes se aprecia en su propuesta: cada uno de sus vídeos ha alcanzado ya varios miles de clics, sobre todo por parte de hombres jóvenes de entre 18 y 30 años.

top