Menu
stage img
  • Editorial

¿Una tormenta en un vaso de agua?

14.03.2016

Estimados lectores: Desde noviembre pasado soy el nuevo Redactor-Jefe de “Panorama Suizo” en Berna. Este es mi primer editorial y aprovecho la ocasión para hacerles llegar un muy cordial saludo.

Esta edición dedica un espacio muy especial al “shock del franco”, tema omnipresente desde hace más de un año. Toda Suiza habla de este “shock”, desde que en enero de 2015 el Banco Nacional Suizo abandonara el tipo mínimo de cambio frente al euro, fortaleciendo nuestra moneda. El tipo de cambio llegó a veces a descender por debajo de un franco por euro. Desde entonces se habla de cierres de empresas y despidos masivos. Los directamente afectados perdieron su trabajo por la fortaleza del franco, al tiempo que para otros la situación parece irreal. Los medios nos confrontan casi a diario con este tema: el país se siente al borde del colapso. En la vida cotidiana, sin embargo, para muchos el shock sigue siendo intangible y abstracto. De ahí la pregunta: ¿puede hablarse realmente de un shock del franco – ¿o más bien se trata de una tormenta en un vaso de agua, debido a que, en una sociedad tan próspera como la nuestra, el temor crónico a empobrecer está magnificando el problema?

Entretanto, el tipo de cambio del euro se ha estabilizado en un franco diez aproximadamente, y la economía suiza ha resultado mucho más resistente de lo que muchos temían. Como lo expone en esta edición nuestro autor invitado, Daniel Hug, la revalorización del franco fue un verdadero shock al principio. La desvinculación con el euro paralizó la economía, lo que hasta finales de 2015 costó el empleo a unos 10 000 asalariados; pero no por ello se ha hundido nuestra economía. Lo que queda es la inseguridad sobre la futura evolución del tipo de cambio –y sus consecuencias a largo plazo–.

Marko Lehtinen

top