Menu
stage img
  • Selección

Pepe Lienhard

15.11.2016 – Marko Lehtinen

Ha pasado ya mucho tiempo desde que, en la primavera de 1977, la banda de Pepe Lienhard concursara en el Festival de la Canción de Eurovisión con una oda pop a la trompa alpina – con la que inmediatamente se situó en el puesto número seis–. Esta clasificación marcó un éxito con el que nuestro país no podría ni soñar en el actual Festival de la Canción de Eurovisión. “Swiss Lady” se llamaba la canción, y era una oda a la patria, estereotipada pero desenfadada y fresca –una canción muy pegadiza, que se ha revelado increíblemente sólida pese al paso del tiempo–. Todavía tiene algo especial, ¿quizá sea el estribillo? Sea lo que sea, “Swiss Lady” se convirtió en un clásico de la música pop helvética y sigue siendo hasta hoy la única contribución autóctona de ese festival que logró situarse en el número uno de las listas de éxitos.

Cuarenta años después, a este músico y arreglista de Lenzburg se le conoce sobre todo como líder de una “big band”, que desde hace años llena las grandes salas de conciertos y actúa en galas y eventos, e incluso acompañó con su orquesta a Sammy Davis Junior y Frank Sinatra. Pero en los últimos tres decenios, Pepe Lienhart estuvo en primera plana sobre todo por haber acompañado con su orquesta a Udo Jürgens, conocidísimo intérprete alemán de música ligera, quien falleció inesperadamente hace dos años.

Últimamente también se encuentra más a menudo a Pepe Lienhard en las columnas de los medios dedicadas a los famosos. Este año ha cumplido 70 años y cuenta en varios canales cuánto le gusta trabajar en su jardín, pero que prefiere que sea su mujer, Christina, la que arranque las malas hierbas. En sus conciertos hoy toca swing en vez de pop –pero su “Swiss Lady” sigue siendo inigualable.

top