Menu
stage img
  • Selección

Natallia Hersche

30.09.2021 – MARC LETTAU

Cárcel número 4, Gómel, Bielorrusia: allí se encuentra Natallia Hersche, 51 años, de San Galo, tras ser sentenciada a fines de 2020 por “resistencia violenta a un agente de la ley”. Su delito: oponer “resistencia a su detención” durante una manifestación de mujeres en Minsk y arrancar a un policía el pasamontañas que ocultaba su rostro, “dañando ligeramente la prenda en la zona de la ranura del ojo”. Muchas personas que protestan contra el dirigente Alexander Lukaschenko pierden su libertad. Pero, ¿por qué abandonó Natallia Hersche su confortable barrio cercano al lago de Constanza, para protestar en Minsk? El ejemplo de Suiza tuvo mucho que ver en la decisión de Natallia Hersche, doble ciudadana suiza y bielorrusa: vivir en una democracia que garantiza a las personas el derecho a la libre expresión y a reunirse en forma pacífica, le hizo desear lo mismo para su país de origen. Para la líder de la oposición, Swetlana Tichanowskaja, Natallia es “un símbolo de nuestra revolución”. El Embajador suizo en Minsk, Claude Altermatt, intercede enérgicamente por Natallia Hersche. Sin embargo, la diplomacia suiza cuenta con un escaso margen de maniobra: Suiza abrió embajada en 2020, entre otras cosas, para reforzar las relaciones económicas con este país que con mano de hierro gobierna Lukaschenko. Para Natallia Hersche, en cambio, no existen las medias tintas. En abril podría haber presentado una primera petición de amnistía al máximo dirigente bielorruso, pero no lo hizo: “No quiero deberle nada a ese gobierno”. Todavía no sabemos qué precio deberá pagar Natallia por su tenacidad.

Más información sobre las relaciones entre Suiza y Bielorrusia | Swissinfo

top