Menu
stage img
  • Política

El año del extraordinario túnel de San Gotardo

29.01.2016 – Jürg Müller

El 28 de febrero, el pueblo se pronunciará en las urnas sobre un nuevo túnel carretero. Unos meses más tarde se conectará a la red el túnel ferroviario más largo del mundo, lo que confiere a los comicios gran actualidad.

El extraordinario túnel de San Gotardo será inaugurado en una extraordinaria ceremonia: desde el 1o. de junio de este año los trenes atravesarán el túnel de base de San Gotardo conforme a los horarios establecidos, y la inauguración del túnel ferroviario más largo del mundo se celebrará con bombos y platillos. A esta inauguración asistirán no sólo el Consejo Federal así como los 246 miembros del Consejo Nacional y el de los Estados, sino también otros dignatarios del mundo de la economía y la cultura, los jefes de Estado y de Gobierno de todos los países vecinos, el Presidente del Consejo de la UE, Donald Tusk, el Presidente de la UE, Jean-Claude Juncker, y los ministros de Transporte del resto de los países de la UE. Más tarde será el pueblo quien celebre este gran momento cuyo coste asciende a 12,5 millones de francos.

La inversión se justifica en el sentido de que este gran proyecto de Nueva Línea Ferroviaria Transalpina (NLFT) es una señal que Suiza envía a Europa a favor del transporte de personas y mercancías por ferrocarril. Sin embargo, el entusiasmo que despierta el túnel de San Gotardo no acaba en absoluto aquí. Tras el túnel ferroviario que data del siglo XIX, el túnel carretero inaugurado en 1980 y el nuevo túnel ferroviario de base, se está planeando ya un cuarto boquete a través del San Gotardo: un segundo túnel carretero que costará 2 800 millones de francos y cuya perforación empezará en 2020.

El Consejo Federal y el Parlamento opinan que este segundo eje es necesario, porque habrá que renovar totalmente el actual túnel carretero en unos diez años. No obstante, cerca de 50 organizaciones y partidos se oponen al proyecto, entre ellos el PS, los Verdes, los Verdes Liberales y el Partido Evangélico, por lo que han lanzado un referéndum en su contra.

En 1994 el pueblo y los cantones íncorporaron a la Constitución Federal un artículo sobre la protección de los Alpes, con el objeto de salvaguardar las zonas alpinas de las repercusiones negativas del tránsito carretero. En 2004, el pueblo rechazó asimismo la contrapropuesta de la Iniciativa Avanti, con lo que ha dicho ya dos veces “no”, directa o indirectamente, a la construcción de un segundo túnel carretero.

Un peligroso túnel carretero

El actual túnel carretero debe cerrarse cuando se realizan labores de saneamiento. Con un segundo túnel carretero que eliminará la necesidad de subir coches y camiones al ferrocarril, se garantiza la conexión permanente por carretera con el Tesino, sin afectar el importante eje europeo de tránsito carretero norte-sur. Y para que no peligre la protección alpina estipulada en la Constitución y que no aumente el volumen del tráfico, incluso tras el saneamiento del túnel actual, sólo se dispondrá de un carril en cada sentido. Además, argumentan los partidarios, dos tubos en el túnel, sin tráfico en sentido contrario, son mucho más seguros. El túnel carretero de San Gotardo es actualmente “uno de los más peligrosos de Europa“, afirma la Consejera de los Estados del cantón de San Gall del PLR, Karin Keller-Suter, miembro del Comité en favor del proyecto.

Suiza más vulnerable al “chantaje” por parte de la UE

Los detractores consideran que este proyecto de ley es un timo y piensan que tarde o temprano se planteará la necesidad de incrementar la capacidad y se utilizarán dos carriles en cada sentido. Este concepto se pondrá en tela de juicio desde el primer embotellamiento, escribe Jon Pult en el «Neue Zürcher Zeitung». El copresidente de la Asociación «Nein zur 2. Gotthardröhre» (No al segundo túnel de San Gotardo) piensa además que “duplicar la capacidad del tráfico carretero construyendo los tubos necesarios, volvería a Suiza más vulnerable, desde el punto de vista de la política de tránsito, frente al chantaje por parte de la UE”. Suiza no podrá resistir por mucho tiempo la presión de la UE y del sector de transportes y abrirá totalmente el túnel. De una doble capacidad podría derivarse pronto un doble número de camiones en tránsito, lo que constituiría el final de la protección de los Alpes y del traslado del tráfico de mercancías hacia el ferrocarril, como propone la NLFT. En todo caso, el túnel de base NLFT de San Gotardo a punto de inaugurarse es la obra de infraestructura más cara de Suiza.

Es por ello que los detractores no sólo proceden de los círculos situados a la izquierda del centro, que han lanzado un referéndum, sino que también existe un comité conservador que está en favor del “no”.

Imagen  ¿Son los partidarios del segundo túnel carretero los “malos de la película”? Los detractores han lanzado un referéndum contra el proyecto.

top