Menu
stage img
  • Buzón

Cartas al director

20.03.2019

Un pionero: el aspirador de CO2 de Zúrich-Oerlikon

¡Interesante! Todos los procesos industriales generan calor residual, por lo que en la industria la fase de regeneración del filtro es gratuita. El problema surge cuando la industria bienintencionada intenta deshacerse del CO2 puro resultante (que para su distribución deberá someterse a un proceso que consume energía, como el de compresión). De hecho, los fabricantes de bebidas carbonatadas serían clientes potenciales; pero en su lugar, yo preferiría ser el promotor del proyecto y eso se contrapone a la lógica del proceso de comercialización. Las otras aplicaciones parece que son un poco futuristas.

Eric Winkler, Gran Bretaña

Yo también opino que el ser humano debería contaminar lo menos posible el medio ambiente. Por eso apoyo todas las medidas tendientes a reducir el contenido de CO2 en la atmósfera. Como se ha demostrado, el mejor método para ello es la llamada “eliminación terrestre del dióxido de carbono”, que se consigue mediante la reforestación. Los nuevos bosques absorben grandes cantidades de CO2. Pero es evidente que esta alternativa, efectiva y barata, casi no tiene apoyo por la simple razón de que no permite ganar dinero. Estoy seguro de que detrás de toda esta histeria del CO2 se ocultan intereses económicos. Como lo revela este artículo, hay empresas que, con tal de hacer grandes negocios, prefieren desarrollar gigantescos aspiradores de CO2 que no son respetuosos con el medio ambiente, en vez de plantar árboles.

Reto Derungs, República Dominicana

Sequía en la reserva de agua de Europa

Mi propuesta para resolver este problema y otros muchos relacionados con el clima es reducir el número de vacas, no sólo en Suiza, sino también – y con mayor razón aún – en la Unión Europea. ¿Por qué no devolverle a la naturaleza una pequeña parte del paisaje transformado por el hombre?

Hans M. Hilber, Leinfelden, Alemania

Julien Wanders: correr a la africana

Gracias por su magnífico artículo sobre este joven atleta, tan joven como prometedor y, sobre todo, tan dispuesto a realizar grandes sacrificios por haber elegido este singular modo de vida. ¡Todos estamos con él para que tenga éxito y consiga lo mejor!

Philippe Derolland, Francia

Un billete legal y un célebre falsificador

¡Muy bien hecho, Valaisans! Este es el tipo de prevención que necesitan los “de abajo” para precaverse de los peligros que nos trae y nos seguirá trayendo la gigantesca red de los “globalizacionistas”. Si fuese por mí, David Crettenand y sus compañeros deberían recibir el Premio Nobel de la Antiglobalización.

Walter Lieber, Colombia

El Wirtschaftsring (WIR) de Suiza tiene sus antecedentes en Wörgl, una pequeña localidad del Tirol austriaco. Basándose en la teoría del dinero libre de Silvio Gesell, la municipalidad distribuyó la llamada “moneda oxidable”. Eran billetes de 1, 5 y 10 chelines que perdían mensualmente el uno por ciento de su valor, por lo que la gente los gastaba mucho más pronto. Uno de los secretos del “dinero” es su velocidad de circulación, que se incrementó de esta manera, propiciando el bienestar general. Dado que los impuestos municipales también podían pagarse con esta nueva moneda, muchos comercios y habitantes estuvieron dispuestos a participar. En este sentido parece que el Valais va por buen camino.

Alfred Schmitter, Amsterdam, Países Bajos

Iglesias vacías: ¿alquilar, vender o derribar?

La carta al Director de Christopher Egli (EE. UU.), publicada en la edición de enero de Panorama Suizo, me ha ofendido y afectado mucho como cristiano practicante que soy. Egli escribió que se alegraba de que hubiese cada vez menos personas religiosas en Suiza y expresó su deseo de que fuese así en todas partes. Aprovecho este medio para oponerme enérgicamente a este deseo suyo; lo considero denigrante. En lo personal, vivo la realidad de otra manera, porque nuestra parroquia cerca de Hamburgo se caracteriza por su fe, tolerancia y perdón. ¿Es la carta al Director que estoy criticando un llamamiento al ateísmo o a abrazar religiones sustitutivas? Si tal es el caso, falta mencionar la otra cara de la moneda, su cara triste: la actual persecución de los cristianos en Irán, China, Pakistán o Corea del Norte, una persecución que no sólo los lleva a la cárcel, sino que incluso puede costarles la vida.

Hans Jürgen Siegenthaler, Itzstedt, Alemania

top