Menu
  • Buzón

Cartas al director

17.11.2017

El final del conflicto del Jura. Moutier se cambia de bando

En estos tiempos difíciles en que se cuestionan tantos valores, es una lección de democracia que Suiza da a Europa y al mundo.

Jean Amherd, Francia

Por supuesto, el conflicto del Jura ya lleva mucho tiempo. Sin embargo, al mirar hacia España, uno se alegra de tener en la Confederación Helvética el ejemplo convincente de una sociedad en la que la democracia sí funciona.

Gérard Boillet, Francia

Sion 2026. Unos Juegos Olímpicos más modestos

Lo oigo, ¡pero me cuesta trabajo creerlo! Por desgracia, últimamente se ha dado prioridad a los negocios en los grandes eventos deportivos, como se ha podido comprobar en los pasados eventos mundiales. Dicho esto, deseo mucha suerte a los promotores.

Ernst Rütimann, Tailandia

El compromiso de Hans Stöckli es admirable. Sin embargo, ya no creo que el pueblo dé su visto bueno a los Juegos Olímpicos, excepto quizá en el Valais. Han quedado en el pasado esos acontecimientos que se llevaban a cabo bajo el lema “más grande, más bonito, más caro”. En la actualidad, este planteamiento fracasa ya sólo por el miedo a los ataques terroristas y los enormes costes en seguridad que conlleva. El cambio climático afecta también a la imagen de los Juegos Olímpicos de invierno.

Helen Meier, diáspora

Después de la votación. El nuevo Consejo de los Suizos en el Extranjero

No me siento representado por el Consejo de los Suizos en el Extranjero. Al no ser miembro de ninguna asociación suiza, no pude votar. Los suizos siempre estamos muy orgullosos de nuestra democracia; pero en este caso se trata de un procedimiento muy poco democrático: ¿cómo puede ser que me vea obligado a hacerme miembro de una asociación, si el Consejo de los Suizos en el Extranjero pretende representar a todos los suizos en el extranjero? Opino que todos los ciudadanos suizos registrados deberíamos tener el derecho de voto para el Consejo de los Suizos en el Extranjero.

Kay Kunz, diáspora

¿Por qué no se nos tuvo en cuenta en nuestra isla? ¿Qué tan normal es que nos enteremos de la votación tras la publicación de los resultados?

Bernhard Mastel, Islas Mauricio

En la última edición de Panorama Suizo, leo lo siguiente: “De enero a agosto de 2017, los suizos en el extranjero del mundo entero pudieron elegir a los 140 representantes que conformarán el Consejo de los Suizos en el Extranjero”. Lamento pertenecer una vez más a los numerosos suizos en el extranjero a los que no les llegó este llamamiento y que no fueron invitados a participar en la votación. Por lo visto y a pesar de reiteradas declaraciones, todavía sigue vigente el muy medieval “sufragio censitario”, en virtud del cual sólo pueden votar los miembros registrados ante determinadas asociaciones suizas. Por tanto, sólo puedo repetir que no considero que el Consejo de los Suizos en el Extranjero me represente ni sea la voz legítima de los expatriados suizos, sino un simple órgano corporativo.

Arthur Meyer, Austria

Tengo 75 años y me encargo de veinte niños en un hogar de Nepal. Aunque me conocen en la Embajada Suiza, nunca me enteré de esta votación. Por lo que veo, la India y Nepal tampoco están representados en el mapa

Hans Keller, Nepal

Es la primera vez que oigo hablar de este consejo. Vivo en Indonesia y veo que aquí tampoco está representado el Consejo de los Suizos en el Extranjero. ¿Por qué?

Manfred Richrath, Indonesia

Puedo entender el descontento de muchos suizos en el extranjero. La Organización de los Suizos en el Extranjero y el Consejo trabajan para que la votación se lleve a cabo de manera más democrática. Sin embargo, para ello precisamos instaurar la votación electrónica en todos los cantones. Entonces, todos los suizos en el extranjero podremos elegir directamente a nuestros delegados. En cambio, sin la votación electrónica es prácticamente imposible realizar una votación directa: ¿quién organiza y realiza la votación? ¿Quién paga el envío de la documentación electoral? Estas son algunas de las preguntas pendientes. Por cierto, el número de delegados por país se calcula según la cantidad de suizos en el extranjero inscritos, aunque se debe alcanzar la cifra mínima de 1 500 suizos en el extranjero. Por ello, Alemania y Francia son los que tienen el mayor número de delegados, mientras que países como Turquía o Bolivia sólo cuentan con uno.

Stefania Zanier, delegada del Consejo de los Suizos en el Extranjero para España

top