Menu
stage img
  • Buzón

Cartas al director

15.11.2016

Cuando Gran Bretaña salga de la UE. Las repercusiones del Brexit para Suiza

El artículo sobre el tema del Brexit en la última edición de “Panorama Suizo” es demasiado parcial. No toma en consideración las múltiples posibilidades que se le abren a Gran Bretaña al abandonar la UE, dado que en el futuro ya no estará sujeta a las excesivas legislaciones y normativas de la UE. Por ejemplo, la debilidad de la libra favorecerá considerablemente las exportaciones. Cabe mencionar además las insospechadas ventajas para el mundo de las finanzas. Suiza haría bien en no dejarse dictar todo por la UE y aproximarse más a Gran Bretaña.

Jean Duvide, Francia

Es posible que la salida de Gran Bretaña resulte “ligeramente” desfavorable para las finanzas; sin embargo, puede representar una oportunidad real para otros aspectos de Europa, ya que para todo aquello que no se relacionaba directamente con las finanzas los británicos tenían una sola palabra, que se parece al “niet” soviético.

Michel Piguet, CHeQUia

Lucha a favor de la oscuridad. El cielo estrellado certificado

Vivo en la isla danesa de Mön, que también quiere convertirse en un “Dark Sky Park”. Esperemos que este deseo pronto se haga realidad, porque debo reconocer que rara vez he visto un cielo estrellado tan hermoso. Hay turistas que vienen a ver el cielo desde la capital, Copenhague. A vosotros, en Suiza, os deseo mucho éxito: ¡es una labor importante!

Claudio Bannwart, Dinamarca

Editorial. ¡A votar, aunque a veces nos cueste trabajo!

Les escribo porque el editorial de “Panorama Suizo” de agosto realmente me ha tocado la fibra sensible. Siempre he intentado votar; pero en los últimos años ya no lo he hecho, desde que nuestra Consejera Federal, Simonetta Sommaruga, canceló el voto electrónico. He intentado votar por correo postal; pero al parecer el correo estadounidense no sabe dónde queda Suiza o no reconoce el tipo de sobre que usamos para votar. También es posible que nuestro formato de dirección no coincida con sus estándares. En todo caso, recibí mi sobre de vuelta con portes pendientes unas seis semanas tras haberlo enviado... ¡después de que lo regresaran de Swazilandia, en África! Votar a través del correo estadounidense simplemente no funciona, a menos que puedan usarse sobres estándar y un formato de dirección estándar. Escribí al consulado de Nueva York: sólo me confirmaron que el voto electrónico ya no existe, sin darme mayor explicación. Lo mismo ocurrió cuando escribí al ayuntamiento de Schaffhausen, mi cantón de origen. Al parecer ellos tampoco están a favor de eliminar el voto electrónico, pero no pudieron proporcionarme mayor información. Entonces, ¿por qué quiero votar? Porque soy suizo. Tendrían que vivir en EE. UU., como yo, para apreciar las explicaciones claras, precisas y equilibradas que recibo en las «Explicaciones del Consejo Federal» con respecto a cada voto.

Mark Strassle, EE. UU.

Un sitio emblemático. La Plaza de los Suizos en el Extranjero necesita ayuda

El artículo de Silvia Schoch sobre la Plaza de los Suizos en el Extranjero ha venido a recordarnos muy acertadamente la situación de la Plaza de los Suizos en el Extranjero. Con mucho gusto abogaré por una aportación de mi club suizo, a fin de reunir los fondos necesarios para renovar la Plaza.

Walter Isler, Gran Bretaña

Ser suizo en el mundo de la música pop. Entrevista con Adrian Sieber, del grupo Lovebugs

Alemania es un mercado importante para los músicos suizos. Allí no les importa mucho el “acento campesino” de los suizos, porque ellos también tienen el suyo. Y naturalmente, Alemania está cerca de Suiza, lo que significa que puedes viajar a ese país por carretera con todo tu equipo para tocar en recintos pequeños. Y esto no sólo pasa con la música rock, sino también con la música popular o “Schlager”. Gente como Francine Jordi gana mucho dinero con la audiencia alemana –también en TV–.

Ueli Keller, Alemania

top