Menu
stage img
  • Selección

Alexandre Fischer

09.04.2021 – EVA HIRSCHI

A Alexandre Fischer le ha dado fama su ira: bajo el nombre “Raisins de la colère” (“Las uvas de la ira”), este viticultor de 37 años, de Yens-sur-Morges (cantón de Vaud), fundó en 2019 un movimiento de protesta, del que se convirtió en principal portavoz. Este grupo de casi 400 vinicultores de la Romandía y del Tesino protestó frente al Palacio Federal, habló con Guy Parmelin, Ministro de Economía y antiguo viticultor, y dio la alarma en las redes sociales. El motivo de su ira: a pesar de una cosecha récord, los vinicultores no pueden vender su vino. Fischer, criado en una familia de vinicultores, trabaja como pisaúvas y conoce los problemas del sector: con una cuota de mercado de apenas un 37 %, el vino local no puede competir con el vino barato del extranjero. La pandemia del coronavirus, que cerró los restaurantes y anuló los congresos, ha sido la gota que derramó el tonel. Con “Raisins de la colère”, Fischer exige medidas del gobierno: restricciones (poco realistas) a la importación o restricciones (no más realistas) a las compras de los turistas suizos en los países vecinos. También propone fomentar las ventas o fijar requisitos más estrictos para los vinos biológicos extranjeros. Aunque el gobierno federal aborda el tema regularmente, hasta ahora no ha prosperado ninguna moción para salvar a los vinicultores. Éstos continúan protestando, aunque menos airados, afirma Fischer: “Ahora queremos ser constructivos”. De ahí la idea de promover una iniciativa, que quizá obtenga el apoyo popular. Fischer, figura emblemática, fue elegido por los lectores del diario “24 heures” como Persona del Año 2020.

Consulte en Swissinfo el artículo más detallado de Eva Hirschi sobre la situación de los vinicultores suizos: en alemán | en francés

 

EVA HIRSCHI

top