Menu
stage img
  • Noticias del Palacio Federal

La transformación digital de Suiza

22.01.2018

El objetivo del gobierno cibernético es ofrecer a la población, así como al sector económico y administrativo servicios rápidos y sencillos, desde cualquier lugar. El uso de las modernas tecnologías de la información y la comunicación (TIC) permite configurar la oferta de servicios de manera segura, transparente y eficaz. De ello pueden beneficiarse asimismo los suizos y las suizas residentes en el extranjero.

En los últimos años, las TIC han evolucionado con gran rapidez, lo cual ha influido también en la labor de las instituciones públicas y políticas. Es cada vez más frecuente que éstas usen Internet para proporcionar, con mayor sencillez que en el pasado, toda clase de información a la población y para tramitar numerosos servicios en forma digital.

Una de estas herramientas digitales es la votación electrónica (e-voting), que permite poner las tecnologías del siglo XXI al servicio de la cultura y la tradición de los derechos políticos en Suiza. De ello sacan especial provecho los grupos con necesidades específicas, como los suizos y las suizas que residen en el extranjero. El 5 de abril de 2017, el Consejo Federal decidió dar inicio a los trámites para la introducción global de la votación electrónica: tiene previsto presentar al Parlamento una revisión de las bases jurídicas y establecer, de ese modo, la votación electrónica como tercera modalidad oficial de votación, junto con el voto personal y el voto por correo. En los comicios del 24 de septiembre de 2017, cerca de 77 000 suizos residentes en el extranjero pudieron votar por vía electrónica en los cantones de Berna, Lucerna, Friburgo, Basilea-Ciudad, San Galo, Argovia, Neuchâtel y Ginebra. Asimismo, los cantones de Friburgo, Basilea-Ciudad, San Galo, Neuchâtel y Ginebra ofrecieron a cerca de 103 000 electores residentes en el país, la posibilidad de votar por vía electrónica.

Otro objetivo del gobierno cibernético es la introducción de la e-ID, la primera identificación electrónica a nivel nacional; en el transcurso del año, el Parlamento elaborará un proyecto de ley sobre los servicios de identificación electrónica (“ley e-ID”), basado en la distribución de tareas entre el Estado y el mercado. De esta manera, la Confederación asume su papel como organismo de regulación y reconocimiento, y vela por la optimización de las condiciones marco, tanto legales como organizativas. Con la e-ID es posible registrarse en cualquier momento ante diversos proveedores electrónicos y recibir de forma segura y sencilla un extracto del registro de antecedentes penales o tener acceso a los mostradores electrónicos destinados a los suizos residentes en el extranjero. De ese modo resulta innecesario identificarse con documentos en papel e introducir nombres de usuario y contraseñas para cada uno de los portales en línea. La identificación electrónica es un servicio básico sobre el que se sustentan otros servicios digitales; por lo tanto, es el punto de partida hacia un gobierno completamente digital.

Para poner en marcha el gobierno cibernético, la Confederación, los cantones y los municipios han elaborado una estrategia conjunta, que se concreta en doce proyectos y servicios estratégicos. El comité directivo del gobierno cibernético de Suiza define los proyectos y servicios para cuatro años, los revisa anualmente y los adapta, en caso necesario. Un acuerdo marco sobre la colaboración dentro del gobierno cibernético regula la instrumentación común de la estrategia por parte de los tres niveles federales. Esta estrategia es financiada a partes iguales por la Confederación y los cantones.

top