Menu
stage img
  • Política

Esta ley no contiene nada revolucionario

04.11.2015

“Panorama Suizo”: En su opinión, ¿cuáles son las principales novedades de la Ley de los Suizos en el Extranjero?

Hans Stöckli: Es muy importante el hecho de que ahora se podrá saber mucho más fácilmente lo que rige para los ciudadanos suizos en el extranjero. Para averiguarlo, antes había que leer innumerables leyes y decretos, hoy basta con analizar la LSE. Esta ley no contiene nada revolucionario, pero sí algunas novedades importantes.

¿Cuáles?

Sobre todo las relativas a los derechos políticos. Ahora ya no hay que inscribirse cada cuatro años en el Registro Electoral. Por otra parte, ahora ya no es posible decidir si se quiere que el distrito electoral sea el del último lugar de residencia o el de origen. La razón para introducir este cambio es que tampoco los electores residentes en Suiza pueden elegir.

¿También hay disposiciones a observar especialmente para evitar problemas?

Efectivamente. Sobre todo las disposiciones relativas a la responsabilidad propia y la subsidiariedad. Quien se comporte negligentemente en cuaqluier sentido tendrá que devolver a la Confederación los gastos causados en caso de necesitar ayuda en el extranjero.

¿También está definido lo que es un comportamiento negligente?

No, no lo está, la práctica tendrá que mostrarnos en qué consiste. La negligencia es un campo jurídico complejo y estoy convencido de que tarde o temprano habrá juicios al respecto.

La obligación de que los suizos residentes en el extranjero se inscribieran ha sido muy controvertida durante muchos años. ¿Por qué?

El Consejo Federal quería suprimir dicha obligatoriedad de inscribirse – por cierto, antes se llamaba matricularse –, ya que no se sanciona a quien no la cumple. Se argumentó que jurídicamente no es sostenible estipular obligaciones en una ley sin fijar una sanción si no se observan. En mi opinión, la inscripción en el extranjero es importante, porque Suiza debería saber cuántos compatriotas viven en el extranjero y dónde.

Actualmente, uno de los grandes problemas de los suizos en el extranjero son las relaciones con los bancos en Suiza. ¿Por qué no se ha estipulado en la LSE la obligación de los bancos suizos de ofrecer sus servicios también a los ciudadanos suizos en el extranjero?

Ese fue uno de los temas de discusión, pero el problema es que la Confederación no puede obligar a ningún banco a establecer o mantener relaciones comerciales con alguien. Los bancos son empresas privadas y libres a la hora de elegir sus socios comerciales. Lo que sí sería quizá posible es obligar a Postfinance, que pertenece a la Confederación, a aceptar a suizos en el extranjero como clientes. No obstante, y ahí empieza el problema, Postfinance argumentará que las relaciones con los suizos en el extranjero no sólo son un negocio, sino también una gran carga por la que habría que indemnizar a Postfinance. La cuestión de si también es un servicio público el hecho de que los suizos en el extranjero mantengan relaciones bancarias regulares con los bancos de su país, será próximamente discutida en el Parlamento, ya que existen proyectos de ley pendientes relacionados con este tema.

Interview: Barbara Engel

top