Menu
stage img
  • Oído

Empezando una nueva vida

04.02.2021 – Marko Lehtinen

No es oficial, pero los Lovebugs, una de las bandas pop suizas de más éxito en los últimos 25 años, están en proceso de disolución, discretamente y sin llamar la atención de los medios de comunicación. De lo que no cabe duda, es que su proyecto se encuentra en punto muerto y tiene pocos visos de reanudarse.

Y durante esta pausa, quizá eterna, ¿qué está haciendo el líder de la banda? Ha grabado un álbum como solista. Adrian Sieber lanzó ya hace doce años una obra con su propio nombre; y ahora, en plena crisis del coronavirus, ha vuelto a hacer lo mismo con “You, Me & Everything Else”.

Con los Lovebugs, Sieber demostró ya que sabe componer grandes melodías. Los estribillos de “Bitter Moon” o “Music Makes My World Go Round” forman parte del repertorio pop suizo. En su nuevo álbum, el basiliense apuesta una vez más por esta composición que ya conocemos, una composición simultáneamente melancólica y optimista. Sus canciones cautivan con estribillos pegadizos, con una atmósfera tan eufórica como frágil, tan directa como profunda y polifacética.

Los arreglos se basan sobre todo en sintetizadores analógicos y percusión mecánica –y ya no en guitarras, como en tiempos de los Lovebugs–. Ya en la primera canción, “The Soft Revolution”, dominan los ritmos aéreos y anacrónicos de las cajas de ritmos actualizadas y una melodía pegadiza, una estética que persiste a lo largo de todo el álbum. En cada nota se advierte la influencia ochentera, la música de su juventud en la discoteca del pabellón de deportes de Fricktal, reconoce Adrian Sieber con un guiño.

Sieber vivió durante años su sueño de ser músico profesional. Actualmente, a sus 47 años, es profesor de primaria y padre de familia. Sus textos hablan del tiempo que inexorablemente pasa, de la dificultad de las relaciones humanas, de la química que se establece entre dos personas y de la vida en el día a día. No siempre están exentos de cierta melancolía; pero Adrian Sieber no sería él mismo si no impregnara cada canción de esperanza y felicidad.

El álbum es atractivo. El cantante espera ahora que termine la pandemia para llevar su trabajo al escenario. Y quién sabe, tal vez los Lovebugs también despierten entonces de su letargo.

ADRIAN SIEBER: “You, Me & Everything Else”, Phonag, 2020

top