Menu
stage img
  • Noticias del Palacio Federal

El DFAE está a su servicio, ¡pero no en cualquier caso!

01.04.2022 – DFAE

¿Viaja usted al extranjero o vive fuera de Suiza? ¿Se traslada a un país de mucho sol para disfrutar su jubilación? ¿Lo lleva su vuelta al mundo a regiones muy apartadas? El Departamento Federal de Asuntos Exteriores está a su servicio para ayudarlo en caso de problemas... siempre y cuando haya hecho usted todo lo razonablemente exigible para prevenirlos de forma adecuada.

Entre las tareas asignadas al Departamento Federal de Asuntos Exteriores (DFAE) figura en lugar destacado el apoyo a las ciudadanas y los ciudadanos suizos que viajan al extranjero o residen en el exterior. Si tenemos en cuenta que viven en el extranjero casi 800 000 suizas y suizos y que cada año se realizan millones de viajes fuera de nuestras fronteras, no es sorprendente que nuestras representaciones consulares reciban a diario varias solicitudes de apoyo por parte de nuestros conciudadanos y conciudadanas. La labor del DFAE es en parte administrativa, como en el caso de una administración municipal, pero también incluye la ayuda ante dificultades o situaciones que requieren especial protección.

El principio arraigado en la Constitución Federal de que “toda persona es responsable de sí misma” [Art. 6 de la Constitución Federal de la Confederación Suiza.] tiene como corolario las disposiciones que rigen la labor consular: “Toda persona que prepare y realice un viaje al extranjero […] lo hace bajo su responsabilidad” [Art. 5 de la Ley Federal sobre los Suizos en el Extranjero]. Esto significa que una conducta negligente o temeraria, así como la falta de preparación adecuada tienen como consecuencia la limitación del acceso a las prestaciones o a la protección brindadas. Conforme al principio de subsidiariedad, que también rige los asuntos relativos a la protección consular, el DFAE solo puede intervenir en caso de que una persona no encuentre manera de ayudarse a sí misma. Pese a ello, hay que subrayar que no existe ningún derecho a este respecto.

Por lo tanto, corresponde a cada ciudadana y ciudadano suizo en el extranjero tomar las previsiones necesarias para evitar encontrarse en una situación difícil y, dado el caso, buscar soluciones por cuenta propia. No obstante, cada una y cada uno tiene a su alcance numerosos instrumentos que el DFAE pone a disposición.

El primer paso que deben dar los (futuros) suizos en el extranjero es anunciarse ante la representación correspondiente. Este paso constituye un prerrequisito para poder inscribirse en el registro de los suizos en el extranjero y tener acceso a las prestaciones consulares. Ya sea de manera presencial en el país extranjero, o en la fase previa de preparación, conviene consultar la rica información y los consejos que publica el DFAE a través de su sitio web. Esta información, accesible directamente desde la página inicial del sitio web del DFAE bajo el título: “Leben und Arbeiten im Ausland” [“Vivir y trabajar en el extranjero”] abarca las diferentes fases de la emigración o de la repatriación a Suiza e incluye numerosos consejos útiles.

Los viajeros, por su parte, deben consultar los consejos formulados específicamente para ellos, registrar sus viajes en el sistema Travel Admin mediante la aplicación móvil o en línea y respetar las consignas que reciben a través de este medio. La aplicación Travel Admin contiene, además, numerosos datos útiles para preparar un viaje; están ordenados en forma de listas y completan la información que ofrece el sitio web del DFAE bajo el título Reisehinweise & Vertretungen [“Consejos de viaje & representaciones”]).

Cuando fuera necesario y si se hubieran respetado estos principios de responsabilidad individual y de subsidiariedad, el DFAE podrá brindar esta ayuda de forma individual o, incluso, colectiva, como sucedió durante la importante operación de repatriación que realizó en primavera de 2020, en el marco de la crisis de la Covid-19.

 

¡En el DFAE estamos para brindarle asistencia!

El DFAE es el principal punto de contacto al que usted puede acudir las 24 horas del día y los 7 días de la semana mediante la “Helpline DFAE”, para recibir asistencia y respaldo en temas consulares. El DFAE ofrece los más diversos servicios consulares gracias a su red mundial de representaciones, que también mantiene contactos con la comunidad de suizos en el extranjero y fomenta el intercambio entre ellos. El DFAE publica información importante, como consejos para su viaje, a través de los canales de comunicación convencionales y la aplicación Travel Admin. Y si alguna vez tiene una emergencia, el DFAE puede brindarle protección consular.

 

El principio de la responsabilidad individual

Debe tenerse muy presente que la Ley Federal sobre los Suizos en el Extranjero (LSE) se sustenta en un principio importante: el de la responsabilidad individual, recogido también en la Constitución Federal de la Confederación Helvética. Quien prepare y realice una estancia en el extranjero o ejerza
una actividad fuera de Suiza, lo hace bajo su propia responsabilidad. Esto no significa que la Confederación deje en la estacada a sus ciudadanos en el extranjero en caso de emergencia. No obstante, su apoyo solo es subsidiario, por lo que solo podrá aplicarse cuando el interesado haya agotado todos los medios para ayudarse a sí mismo.

 

Superar los retos por cuenta propia

De acuerdo con la Ley Federal sobre los Suizos en el Extranjero, la Confederación puede respaldar a las personas naturales y jurídicas en el extranjero, si estas no pueden defender sus intereses por sí mismas o con la ayuda de terceros, o si no se puede esperar razonablemente que lo hagan. Por consiguiente, la Confederación espera que cada quien asuma su responsabilidad al preparar y realizar una estancia en el extranjero o al ejercer una actividad fuera de Suiza. Cada quien debe informarse, comportarse de forma adecuada ante el riesgo, atenerse a las leyes vigentes e intentar superar por cuenta propia o con ayuda de terceros los retos que puedan surgir.

 

 

Asistencia social y protección consular

Bajo ciertas condiciones, la Confederación puede acoger bajo su protección a sus ciudadanos en el extranjero que estén en riesgo de caer en la indigencia, así como brindarles asistencia social y protección consular. Sin embargo, la asistencia social y la protección consular están sujetas al principio de subsidiariedad, por lo que la Confederación en principio solo brindará ayuda a los afectados cuando estos no puedan costearse la vida por cuenta propia o mediante ayudas estatales o de particulares; es decir, cuando no puedan defender sus intereses por sí mismos o con la ayuda de terceros, o si no se puede esperar razonablemente que lo hagan.

 

¿En cuáles casos no puede intervenir la Confederación?

Aunque los ciudadanos actúen con responsabilidad personal y respeten el principio de subsidiariedad, según la Ley de los Suizos en el Extranjero la protección consular no es un derecho que puedan reivindicar. Por tanto, la Confederación puede denegar o restringir una prestación de asistencia, si esta representa un riesgo para otras personas, si el solicitante actúa con negligencia o si anteriormente ha hecho uso indebido de prestaciones de asistencia, o en caso de que la prestación de asistencia pudiera afectar los intereses de política exterior de la Confederación. Sin embargo, esto no se aplica cuando la vida o integridad física del solicitante está en peligro.

 

Costes de los servicios consulares

Las personas que hayan solicitado un servicio consular deberán reembolsar los costes correspondientes a la Confederación, así como eventuales tasas. Asimismo, los costes deberán reembolsarse cuando la Confederación haya prestado el servicio consular sin que la persona afectada lo haya solicitado, siempre que lo haya hecho conforme a su supuesto deseo e interés. No obstante, una tasa o un reembolso de costes puede condonarse parcial o totalmente, si el beneficiario de la prestación es indigente o por otros motivos importantes. En este caso, la Confederación deberá cerciorarse de que la persona en cuestión no ha actuado con negligencia.

Foto Chunip Wong, iStock

IMPORTANTE: Este apoyo no es incondicional y no constituye un derecho que pueda reivindicarse. Sirva esta advertencia de breve recordatorio de los principios de la responsabilidad individual y de la subsidiariedad en el ámbito consular.

top