Menu
stage img
  • Noticias de SwissCommunity

Dirigir un campamento con la cabeza, el corazón y las manos

05.08.2021 – Mireille Guggenbühler

Jóvenes guiando a jóvenes: es lo más normal en los campamentos vacacionales para niños y adolescentes en Suiza. Para prepararse para esta gran responsabilidad, los jóvenes reciben una formación específica.

Entre julio y agosto arden en toda Suiza cientos de fogatas por la noche. Y es que el verano es la temporada de los campamentos vacacionales. Numerosas organizaciones infantiles y juveniles proponen campamentos centrados en la práctica del camping, la bicicleta o la caminata, o alquilan hospedaje para grupos. Desde hace varios años, el Servicio para Jóvenes de la Organización de los Suizos en el Extranjero (OSE) también ofrece campamentos destinados a los jóvenes a partir de 15 años, con el afán de ofrecerles unas vacaciones inolvidables en su segunda patria y reforzar sus lazos con Suiza.

De los niños más jóvenes, entre los 8 y los 14 años, se ocupa con sus nueve campamentos anuales la Fundación para los Niños Suizos en el Extranjero (FNSE). El objetivo es que los niños suizos en el extranjero visiten por primera vez —o conozcan mejor— su patria: visitan sitios emblemáticos y descubren lagos, montañas, ríos y paisajes, realizan pequeñas excursiones o juegos, practican deporte, hacen manualidades o dibujan.

Cada año, el Servicio para Jóvenes de la OSE y la FNSE brindan así a poco menos de 400 niños y jóvenes la oportunidad de conocer Suiza.

La vida en los campamentos incentiva el deporte

Las ofertas vacacionales para los jóvenes de la "Quinta Suiza" se suman así a una amplia gama de campamentos que, además, forman parte del programa nacional de promoción del deporte Jugend und Sport [Juventud y Deporte, J+S], el más ambicioso programa de fomento al deporte y la actividad física de Suiza. Cada año se ofertan 80 000 cursillos y campamentos deportivos, con casi 637 000 participantes. La Confederación y los cantones ofrecen formación a quienes desean convertirse en monitores J+S en varios deportes, o dirigir campamentos.

Los monitores de las asociaciones infantiles y juveniles –por ejemplo, de la asociación de scouts– asisten a cursos especializados en deportes de campamento/excursionismo. Los monitores de la FNSE y del Servicio de jóvenes de la OSE ya participan a menudo en asociaciones juveniles, por lo que suelen contar con estas formaciones. Además, la FNSE ofrece cada año, en colaboración con el Servicio para Jóvenes, un curso de formación de monitor J+S para quienes todavía no lo sean.

Durante su formación aprenden a minimizar los riesgos, y también lo que deben hacer en caso de que, a pesar de la mejor preparación posible, ocurra algo inesperado.

Marco Gyger

Director de formación en deporte de campamento/excursionismo de la Oficina Federal del Deporte

Los futuros directores de campamento pasan por distintos niveles durante su formación y gradualmente asumen mayores responsabilidades. En los cursos aprenden a planificar actividades, a tratar con niños y jóvenes, a orientarlos y crear actividades que generarán recuerdos imperecederos. La formación que reciben los prepara, sobre todo, para realizar actividades al aire libre y los sensibiliza respecto a las precauciones y medidas de seguridad que deben tomarse.

Un deporte específico

Según Marco Gyger, el deporte de campamento/excursionismo es un “deporte específico, del que estoy orgulloso”. En sus propias palabras: “En este deporte, lo principal no es el rendimiento, sino el enfoque integral que se persigue”. Esto significa que cuentan por igual la cabeza, el corazón y las manos.

En la práctica, no es difícil conseguir nuevos participantes en este deporte: gracias al boca a boca, la FNSE y el Servicio para Jóvenes de la OSE encuentran año tras año suficientes candidatos a monitor. Entre los nuevos, hay muchos que ya han sido monitores en asociaciones juveniles y que, por lo tanto, ya cuentan con la formación correspondiente. Los monitores deben tener entre 18 y 30 años y superar un proceso de selección. Las tres cuartas partes de los varones lo hacen como parte de su servicio civil. Además, muchos chicos y chicas son estudiantes de la Escuela Superior de Pedagogía y en el futuro se dedicarán a la enseñanza.

top