Menu
stage img
  • Buzón

Cartas al director

01.04.2022

La energía hidráulica en pos de su aura perdida

El consumo de energía eléctrica no recibe la debida atención. Derrochar electricidad debería costar dinero; el uso de aparatos, máquinas o lámparas ineficientes debería castigarse con un impuesto extra. En la actualidad derrochamos mucha energía, simplemente porque está disponible y es barata. ¿Cuántos electrodomésticos tiene Ud. en su casa?

ANDRE ZIMMERMANN, TOKIO JAPÓN

Nos encontramos ahora entre la espada y la pared (no de las presas, sino… ¡del cambio climático!). Y de repente nos damos cuenta de que toda solución también tiene sus inconvenientes. Solo el diálogo podrá llevarnos a una solución consensuada y debidamente fundamentada.

CLAUDE ROCHAT, CHALON S/S, FRANCIA

El cambio climático no solo está cambiando la estación del año en que se produce el deshielo y en que los glaciares se convierten en lagos. No importa si el abastecimiento de agua es natural o artificial, ya que los caudales se han reducido sustancialmente… Esto no afecta solamente al paisaje, a las especies que ya están en peligro y las otras que pronto lo estarán (como la nuestra, por falta de agua para consumir y regar nuestros cultivos),… ¡sino también al vano afán de generar electricidad de esta forma!

MARC PETITPIERRE, EE. UU.

No pensemos solo en las presas de montaña: dondequiera que fluye agua, las modernas tecnologías nos permiten generar energía de forma relativamente discreta. Francia acaba de tomar una decisión en este sentido: en adelante, las pequeñas instalaciones (molinos, aserraderos, etc.) volverán a contribuir a la generación de electricidad. Antaño, el “río de los millones” [el río Aabach en el Seetal, cantón de Lucerna: Nota de la redacción] proporcionaba energía a toda una zona industrial, antes de desembocar en el lago de Greifen.

JEAN THOMAS WEBER, ST. GENGOUX-LE-NATIONAL, FRANCIA

En mi opinión, no se puede hacer frente al cambio climático si no se toman decisiones personales en materia de ahorro y no se encuentran nuevas modalidades de transporte. El motor de hidrógeno puede propulsar cualquier vehículo. Sin embargo, se sigue dando prioridad absoluta a los vehículos eléctricos, con el riesgo de que escaseen las baterías de recambio. Por haber vivido 35 años en Valais, opino que las presas son indispensables, pero que se deberían integrar mejor a los planes de protección de la naturaleza, cuidando de que los ríos lleven suficiente caudal.

LAMPO MARC, LAMPERTHEIM, FRANCIA

La única forma para sortear el problema es volver a invertir en la energía nuclear, dando clara prioridad a la investigación y la reutilización de los residuos radioactivos. Nadie desea que se desarrolle a gran escala la energía eólica: reduce el valor de los bienes inmuebles, destruye los paisajes y acaba con las aves.

RICH WALTERS, TODTMOOS, ALEMANIA

Debemos poner mayor énfasis en una solución técnica que es absolutamente obvia, con lo que volvemos al tema del agua, o del hidrógeno para ser más precisos. Está demostrada la conveniencia del motor de combustión de hidrógeno para grandes instalaciones fijas, así como para camiones, locomotoras y barcos. ¿Su inconveniente? El agua que se necesita suministrarle es demasiado barata, lo que no es del agrado de los gigantescos consorcios energéticos que dominan el mundo. De ahí que se busquen por todos los medios energías alternativas caras, cuyo precio pueda controlarse.

ARYE-ISAAC OPHIR, ISRAEL

Cómo Julius Maggi conquistó las cocinas

¡Qué buen artículo! Desde 1970 cocino para toda la familia y no sabría qué hacer sin los condimentos Maggi. Hace unos años, aquí en Brisbane, hubo una época en que no se podía conseguir Maggi. Un amigo suizo, que es chef, me sugirió que simplemente usara salsa de soja. Pero no es lo mismo. Me alegré muchísimo cuando la famosa botellita volvió a aparecer en los estantes de nuestro supermercado.

BILL BOHLEN, AUSTRALIA

¡Excelente artículo, breve pero muy informativo! Al igual que otros que ustedes publican regularmente, nos permite diversificar y poner picante a los temas de discusión que suelen surgir en el extranjero cuando uno menciona su nacionalidad suiza: bancos, millonarios, relojes (caros), etc. ¡Gracias!

ARNAUD CARASSO, MOSCÚ, RUSIA

Realmente, todo un éxito a nivel comercial. Pero lamento que el artículo no mencione que el sabroso condimento Maggi actualmente no contiene ingredientes que se diga saludables. Más que nunca, es necesario informar claramente a los consumidores acerca de lo que consumen. El escepticismo inicial de la gente demuestra, en mi opinión, que la gente se daba cuenta de que un alimento que sale de una botella y se elabora en una fábrica no puede ser saludable.

HEDWIG KRASEVAC, AUSTRALIA OCCIDENTAL

Cuando era niño, mi madre solía regañarme porque echaba litros y litros de Maggi a todo lo que guisaba. En la actualidad sigo usando regularmente Maggi como condimento: ¿acaso significa esto que soy mal cocinero?

BENNY MEIER, WALDGIRMES, ALEMANIA

Eso me recuerda el grueso recetario azul que mi abuela siempre consultaba. Pero ignoraba que el condimento no contiene “hierba Maggi” (apio de monte)...

RUTH PFISTER, TRURO, CANADÁ

Creo que nunca he preparado una ensalada, sopa o estofado sin Maggi. Siempre me he llevado una botellita de Maggi en mis viajes: al recorrer las selvas tropicales de Papúa Nueva Guinea o aquí, en el bush australiano. Maggi se sigue vendiendo en botellas grandes en muchas tiendas de comestibles asiáticas.

BEAT ODERMATT, ADELAIDA, AUSTRALIA

Es un artículo realmente muy interesante y una “bonita historia de la industria”. Llama la atención que muchos conceptos que se mencionan en el artículo, como la mercadotecnia, los influencers y otros más, ya existían en esos tiempos. Lo que ha cambiado, es que mientras tanto se ha conceptualizado la mercadotecnia, que casi ha llegado a convertirse en una ciencia. Gracias por su esfuerzo.

FRANÇOIS MONTANDON, ORVAULT, FRANCIA

Debemos agradecerle a Julius Maggi su contribución a la cultura culinaria mundial. Un excelente relato.

ÖNDER ERDOgAN, ÇORUM, TURQUÍA

A mis hijos y nietos también les encanta Maggi. Tengo una botella grande en mi aparador, para rellenar siempre una más pequeña.

HULDA SHURTLEFF-NYDEGGER, HOWELL MI, EE. UU.

A la sombra del túnel del San Gotardo

Sin duda, uno de los mejores artículos que he leído hasta el momento. ¡Muchas gracias!

THOMAS LAUPER, BAGUIÓ, FILIPINAS

top