Menu
stage img
  • Buzón

Cartas al director

31.07.2018

Diez años de Kosovo: ¿qué tiene que ver esto con Suiza?

El artículo suena bastante idealizado, como si la relación entre los suizos y los kosovares fuera ejemplar. El hecho es que las estadísticas criminales muestran una imagen un tanto diferente y que el comportamiento de algunos jóvenes kosovares, ya sea al volante o cuando andan de parranda, refleja poco respeto por su país de acogida. Aún queda mucho que hacer en materia de integración.

Markus Flury (Hua Hin, Tailandia)

Como suizo residente en el extranjero me identifico fácilmente con este artículo. No obstante, “liberar al país del yugo de su codiciosa élite” es un problema (casi) mundial, que se ve con mayor claridad en un país pequeño como Kosovo.

Flow Bohl (Londres, Reino Unido)

Hace cuatro años viajé en bicicleta por Kosovo. Antes no sabía prácticamente nada de este país, pero quedé gratamente sorprendido. Es un país muy hermoso que, a pesar de todos sus problemas (falta de infraestructura, desempleo, corrupción), genera una sensación de gran optimismo. En cualquier caso, me pareció un país pujante y pienso que en los próximos diez años estará definitivamente mejor de lo que estuvo en los últimos diez. Pristina es una ciudad realmente encantadora. También me di cuenta de que la diáspora regresa en verano. ¡Nunca había visto tantas matrículas suizas en el extranjero como en Kosovo!

Pius Ott (Melbourne, Australia)

Con las debidas reservas, al lado de los aclamados goles, los titulares negativos que durante años aparecieron en los periódicos han dejado un mal sabor de boca. Creo que a Suiza le hubiera ido mejor sin esta afluencia cultural.

Martin Anliker (Ecuador)

Es una lástima que se presente a Serbia como el gran opresor malvado. No hay que olvidar que Kosovo ha sido el centro cultural y religioso de Serbia y de su Iglesia ortodoxa durante más de mil años. Los albaneses que se encuentran en Kosovo son el resultado de una inmigración en masa organizada por el Imperio otomano, ya que para los turcos era difícil contener a la población serbia ortodoxa. En consecuencia, mandaron a los albaneses vecinos, acabados de convertir a la causa otomana y al Islam. Kosovo es un desafío político para Estados Unidos y Europa; su historia y sus conflictos son meramente políticos. En cualquier caso, feliz aniversario, Kosovo.

Syed Siraje, comentario en línea

La ayuda financiera de Suiza para la reconstrucción ha tenido un impacto muy positivo para la población de los Balcanes, sobre todo en Bosnia-Herzegovina, Serbia y Kosovo –por ejemplo, en la reconstrucción de hospitales o en el ámbito educativo–. A mí me gustaría que estos países promulgaran leyes como las que hay en Suiza: leyes para la protección de la naturaleza, de los animales, de la vida, ayuda para las víctimas, protección de la infancia (sobre todo para hijos extramatrimoniales), derechos justos en materia de seguros y una clara regulación de los derechos adquiridos. Suiza podría servir de modelo en estas áreas. Lamentablemente, como suizo en el extranjero he tenido que constatar que mucho de lo que menciono no existe aquí. Además, faltan la voluntad y la disposición para crear tales leyes. En mi opinión, uno de los principales problemas es la eliminación de residuos. No existen plantas de tratamiento de residuos, y los alrededores de las ciudades están cada vez más infestados de basura. Este problema está totalmente fuera de control. Por eso, les pido a los representantes de nuestra diáspora, independientemente de si viven en Kosovo, Bosnia-Herzegovina, Montenegro o Serbia, que se comprometan para que, con la ayuda de Suiza, se construyan plantas adecuadas para el tratamiento de residuos. De esta manera contribuiríamos a dejarle a la joven generación un hermoso entorno natural.

Goran Vasovic (Prijepolje, Serbia)

Los ciclistas en Suiza se preparan para rebasar

La bicicleta es una magnífica alternativa para circular en Suiza. Por supuesto, esto implica que se disponga de una infraestructura de carriles reservados a las bicicletas en las grandes urbes como Zúrich, lo que conlleva problemas políticos y de financiación. Está bien que se pueda acceder a bicicletas de alquiler con facilidad; pero supongo que las usan sobre todo los turistas; ¿o acaso los propios habitantes también las alquilan? Dinamarca es un país modelo en cuanto a las bicicletas. Me desplacé en bicicleta por toda Dinamarca durante dos años, fue una experiencia fantástica.

Mike Rigert, Lehi, Utah, USA

Además de las bicicletas también se podría introducir, como se hizo ya en el pasado, un domingo al mes sin coches. Esto mejora la calidad del aire y brinda a las familias la oportunidad de hacer excursiones al aire libre, sin ruido.

Madeline Murphy, comentario en línea

top