Menu
stage img
  • Política

Armonía en las elecciones al Consejo Federal

29.01.2016 – Jürg Müller

Con Guy Parmelin, la UDC ha obtenido sin problemas el anhelado segundo escaño en el Consejo Federal. ¿Puede esto considerarse como un signo de estabilidad? ¿O de relajación del clima político?

Gabinete de Prensa del Palacio Federal, últimas horas de la tarde del 28 de octubre de 2015: la Consejera Federal Eveline Widmer-Schlumpf toma el micrófono y comienza con una frase que nadie quería escuchar: “Antes que nada quiero hablarles sobre la primera etapa de la estrategia energética del Consejo Federal.” A esto se le llama crear suspenso, ya que la Ministra de Finanzas no contestó la pregunta que más interesaba desde las elecciones federales del 18 de octubre, sino hasta la segunda parte de la conferencia de prensa: ¿se presentará otra vez a las elecciones para la renovación integral del Consejo Federal, o no ? No lo haría: tras la derrota de su partido (Partido Burgués Democrático) en las elecciones al Consejo Nacional del 18 de octubre, Widmer-Schlumpf se retira.

Sala del Consejo Nacional, mañana del 9 de diciembre de 2015, orden del día: elecciones para la renovación integral de la composición del Consejo Federal: tras la reelección sin problemas de los seis miembros ya activos en el Consejo Federal, ahora se trata de la elección para sustituir a Widmer-Schlumpf. En torno al mediodía, la Presidenta del Consejo Federal, Christa Markwalder, anuncia: ”Guy Parmelin ha sido elegido con 138 votos.” Con la incorporación de este Consejero Nacional de la UDC de Vaud al Consejo Federal, la UDC ha alzanzado la meta que perseguía desde hace ocho años. La nueva fórmula mágica ahora es: dos de la UDC, dos del PLR, dos del PS, uno del PDC. Ya entre 2004 y 2007 en el Consejo Federal había dos representantes de la UDC: Samuel Schmid y Christoph Blocher. Pero al no ser reelegido Blocher, el partido ya no tenía representantes en el Gobierno central, ya que la Consejera Federal de la UDC que había sido elegida, Eveline Widmer-Schlumpf, fue expulsada del partido. Como protesta se fundó el PBD, al que se incorporó, además de Widmer-Schlumpf, Samuel Schmid. Tras la salida de Schmid en 2008, el Parlamento eligió al Presidente del partido UDC, Ueli Maurer, para incorporarse al Gobierno, y hasta finales de 2015 éste siguió siendo el único Consejero Federal de la UDC.

Astuto golpe de fuerza de la UDC

Tras la victoria de la UDC en las elecciones federales del 18 de octubre de 2015 ya no había muchos argumentos para negar al partido más fuerte del país un segundo escaño en el Consejo Federal. Y si bien durante un tiempo todavía se pensaba en recoger la idea de la izquierda de impulsar a un candidato de los partidos de centro, o al menos lanzar un denominado “candidato de combate” o contracandidato del partido UDC, no había gran interés en hacer experimentos así: por una parte, porque el centro no había tenido muchos votos en las elecciones; y por otra, porque la UDC instrumentó un hábil golpe de fuerza, según el cual los candidatos al Consejo Federal no nombrados oficialmente serían excluidos automáticamente del partido, en virtud de una cláusula de exclusión severamente criticada por todos los demás partidos. Al mismo tiempo, la UDC presentó a tres candidatos a la vez, procedentes de todas las regiones lingüísticas del país: los Consejeros Nacionales Thomas Aeschi (de Zug) y Guy Parmelin (de Vaud), así como el Consejero Gubernamental tesinés Norman Gobbi, miembro de la Lega dei Ticinesi, que se había incorporado a la UDC con vistas a las elecciones. Ya en la tercera ronda se impuso Guy Parmelin. Pese a las más atrevidas especulaciones antes de las elecciones, no había ni rastro de un contracandidato.

Con la elección de un segundo Consejero Federal de la UDC, el Parlamento ha apostado por la estabilidad. Y aunque el Consejo Federal funcionaba muy bien con Eveline Widmer-Schlumpf como representante de un partido pequeño, el sistema de concordancia se estaba tambaleando. Así, la UDC solía aducir su subrepresentación en el Consejo Federal para justificar su política de retórica cruda y de iniciativas populares radicales. Queda por ver si las elecciones al Consejo Federal que han discurrido tan armónicamente contribuirán a relajar el clima político. La mayoría de los observadores políticos dudan de que así sea.

Jürg Müller es redactor de “Panorama Suizo“

De viticultor a Consejero Federal

Guy Parmelin (1959, casado) vive en Bursins (VD) junto al lago de Ginebra, donde es agricultor y viticultor. Fue elegido miembro del Consejo Nacional en 2003; anteriormente había sido Consejero Municipal, miembro del Parlamento cantonal y, de 2000 a 2004, Presidente de la UDC de Vaud. Aunque no llevaba la batuta en el Consejo Nacional, se le describe como un hombre inteligente, un hábil estratega, discreto y respetuoso de sus colegas, sociable y accesible. Con Guy Parmelin, Didier Burkhalter y Alain Berset ya son tres los Consejeros Federales de la Suiza francófona.

Imagen  Gracias a Guy Parmelin, de Vaud, la UDC vuelve a tener por primera vez desde 2007 dos representantes en el Consejo Federal.

top