Menu
stage img
  • Suiza en cifras

Plástico y más plástico, y mucho dinero

03.04.2020 – Marc Lettau

84

En un año, la demanda de bolsas de plástico en los supermercados suizos se redujo en un 84 por ciento. El motivo es un nuevo impuesto: ahora deben pagarse 5 céntimos por cada bolsa de plástico. Este impuesto se introdujo para proteger el medioambiente.

5120

Hablando de medioambiente, limpieza y plástico: según el Instituto Federal de Investigación y Análisis de Materiales (EMPA), 5120 toneladas de plástico acaban cada año en el medioambiente suizo. El plástico sólo se degrada lentamente. Por eso, la contaminación medioambiental con plástico aumenta. La Universidad de Berna ha comprobado que existen ya 53 toneladas de microplástico en el suelo suizo.

95 000 000 000

Hablemos ahora de dinero. En Suiza, el monto de las herencias patrimoniales es más elevado que nunca: en el año 2020 podrían cambiar de propiedad unos 95000 millones de francos. Esta cifra es cinco veces mayor a la de 1990 y va en aumento. Los herederos son, en promedio, notablemente mayores que los de la generación anterior. En Suiza casi no se pagan impuestos por este enorme flujo económico. Por eso, en el ámbito político se levantan cada vez más voces que reclaman un impuesto más elevado sobre las herencias.

200

Casi no se pagan impuestos por las herencias, pero cada vez más por los perros. El impuesto sobre perros es de hasta 200 francos; y en muchos municipios se paga el doble por el segundo perro. Desde el punto de vista fiscal, Suiza no es un paraíso para perros. Es poco probable que esto cambie, a pesar de los ladridos de protesta de los perros.

551 000

¿Cuántos perros sujetos a tributación hay en Suiza? Al menos 551000. La menor densidad de perros es la del cantón de Basilea-Ciudad, con un perro por cada 38,4 personas. El cantón con la mayor densidad de perros es el de Jura, con un perro por cada 7,8 habitantes.

Imagen: El impuesto que deben pagar los propietarios de perros en Suiza ha aumentado en los últimos diez años en más del 50 por ciento, a pesar de los ladridos de protesta de los perros. Foto iStock

 

top