Menu
stage img
  • Oído

Negra es la música…

14.07.2017

Fue enorme el bombo publicitario en torno a este proyecto musical, ya antes de que existieran grabaciones. El músico basiliense Manuel Gagneux se preguntó cómo sonaría una mezcla de canciones de esclavos africanos y góspel junto con black metal, una mezcla hasta entonces inconcebible. Fue una broma, al la que Gagneux sin embargo se dedicó con ahínco.

Hace apenas un año, este cantante y guitarrista que, entre otros lugares, había vivido en Nueva York, presentó en Internet los primeros resultados de su experimento bajo el nombre Zeal & Ardor, desencadenando un verdadero alud de reacciones. Un periodista de la conocida revista musical estadounidense Rolling Stone escuchó el tema Devil is Fine y quedó tan entusiasmado que dio a conocer en el mundo entero su amor por este oscuro proyecto surgido en Basilea.

La atención que le prestaron los medios de comunicación fue algo sin precedentes: se le reservó una gira completa por Europa con algunas actuaciones en EE. UU., y hasta Slash, de Guns N’Roses, elogió a Zeal & Ardor como uno de los proyectos musicales más apasionantes de los últimos años, antes siquiera de que el primer álbum se lanzara al mercado.

Entretanto ya ha ocurrido: desde hace unos meses puede adquirirse el álbum que lleva el irónico título Devil is Fine. Y cumple lo que el bombo publicitario promete: con casi media hora de música, el álbum es una fascinante combinación de “música roots” negra y “black metal” blanco. A una mezcla de apasionado góspel con gritos oscuros y blast beat rápido le sucede una fusión de música mainstream y underground, groove y rock duro. Gagneux posee una voz potente que produce cadencias apasionadas, además de una singular habilidad para la música metal y las grandes melodías.

Por eso no sorprende que Zeal & Ardor tenga una buena acogida, tanto por parte del público que gusta de la música pop, como del introvertido mundillo del black metal. No obstante, cabe reconocer que cuando se escucha un álbum entero, la broma pierde un poco de su encanto. Queda por ver si Zeal & Ardor podrá mantener con el próximo álbum el entusiasmo y el interés que ha despertado este concepto.

Marko Lehtinen

Zeal & Ardor: “Devil is Fine” (Radicalis).

top