Menu
stage img
  • Política

La independencia de la justicia en tela de juicio

30.09.2021 – THEODORA PETER

En Suiza, quien aspire a ocupar el cargo de juez federal debe pertenecer a un partido político. Esto arroja dudas sobre la separación de poderes. La Iniciativa por la justicia, que se someterá a votación el 28 de noviembre, reclama cambios radicales.

El Tribunal Federal en Lausana es la máxima instancia judicial de la Confederación. Emite decisiones de última instancia sobre la legitimidad de las sentencias judiciales y la interpretación de leyes que afectan la vida de millones de ciudadanos suizos. Como tercer poder del Estado federal, el poder judicial solo está sujeto a la ley. Los miembros del Tribunal Supremo son elegidos por la Asamblea Federal Unida de ambas cámaras del Parlamento. Para su designación, el poder legislativo tiene en cuenta el peso respectivo de los distintos partidos políticos, con lo que pretende garantizar que el Tribunal Supremo represente adecuadamente a la sociedad y posea legitimidad democrática.

La entrada del Tribunal Federal en Lausana, con sus columnas de mármol: ¿verán estas escaleras pasar a jueces sorteados, en vez de elegidos? Foto Keystone

Esta ley implícita –una especie de acuerdo entre caballeros– tiene como consecuencia que quien quiera ocupar el cargo de juez en Suiza tenga que adherirse a un partido político, a cambio de lo cual debe asignar parte de su salario a “su” partido. Esta aportación oscila, según el partido, entre 3 000 y 10 000 francos al año, con un salario de 365 000 francos para un juez federal. Desde hace mucho tiempo, esta particularidad suiza es objeto de críticas a nivel internacional: el Grupo de Estados contra la Corrupción (GRECO) del Consejo Europeo advierte en este impuesto sobre el mandato una violación de la independencia judicial. Por su parte, Suiza justifica esta tradición histórica arguyendo que, a diferencia de lo que ocurre en otros países, en Suiza los partidos no reciben financiación pública.

Posible castigo a los jueces que no son del agrado de su partido

El GRECO critica también que los jueces federales deban ser reelegidos cada seis años por el Parlamento. En su opinión, este procedimiento conlleva el peligro de un sufragio negativo por motivos políticos. En efecto, ocurre en Suiza que se castigue a los jueces menos populares. En otoño 2020, la UDC recomendó no reelegir a su propio juez federal Yves Donzallaz, porque sus valores no coincidían con los del partido. En 2015, este magistrado había estado involucrado en una sentencia de última instancia que colocaba el acuerdo de libre circulación de personas con la UE por encima de la iniciativa “Contra la inmigración masiva”, promovida por la UDC y aprobada por el pueblo. Finalmente y pese a esta recomendación, Donzallaz fue reelegido por mayoría en el Parlamento como juez federal –sin los votos de “su” UDC–.

En 1990, los titulares se hicieron eco del llamado “caso del crucifijo”: en una sentencia de principio, el Tribunal Federal prohibió los crucifijos como símbolos religiosos en las aulas, lo que algunos círculos católicos interpretaron como una persecución a los cristianos. Si bien los jueces federales involucrados en el asunto fueron reelegidos, lo fueron con un reducido número de votos, a modo de castigo.

Una iniciativa propone elegir a los jueces por sorteo

Al empresario Adrian Gasser le desagrada desde hace mucho esta complicidad entre la política y los máximos jueces del país. Gasser es el promotor de la Iniciativa por la justicia, que se someterá a votación el 28 de noviembre y que reclama un cambio radical: que los jueces federales no sean elegidos por el Parlamento, sino mediante sorteo. Así no tendrían que rendir cuentas a ningún partido y serían más independientes. Las candidaturas serían evaluadas por una comisión de expertos designada por el Consejo Federal, sobre la base de criterios de idoneidad. Esta propuesta de Gasser pretende evitar que los juzgados “se conviertan subrepticiamente en instrumentos de los partidos”. El proceso por sorteo lo practicaban ya en la antigüedad los griegos para evitar intentos de soborno o influencias.

El sistema actual no es perfecto, pero el “sistema inmunológico institucional” ha resistido los intentos de ejercer influencia, como lo ha demostrado recientemente el caso Donzallaz.

Consejero de los Estados Andrea Caroni (PLR/AR)

Presidente de la comisión judicial parlamentaria

La propuesta de Gasser no ha recibido buena acogida en los medios políticos. Tanto el Consejo Federal como el Parlamento recomiendan rechazarla, sin proponer alternativa alguna. Los opositores afirman que dejar la elección de los jueces al azar debilitaría la legitimación democrática de la justicia y, con ello, la aceptación de las sentencias por parte de la población. El Presidente de la comisión judicial parlamentaria, el Consejero de los Estados Andrea Caroni (PLR/AR), reconoce que el sistema actual no es perfecto, pero el “sistema inmunológico institucional” ha resistido los intentos de ejercer influencia, como lo ha demostrado recientemente el caso Donzallaz.

Los mismos interesados rechazan por principio el sorteo. No obstante, la Asociación Suiza de Jueces considera que es preciso mejorar el sistema. Por ejemplo, instaurar una elección única eliminaría los intentos de presión política que acompañan las reelecciones periódicas. Esta práctica se ha adoptado ya en el cantón de Friburgo, en el que jueces y fiscales se eligen sin límite de tiempo, aunque pueden ser destituidos por motivos importantes. Según la asociación de jueces, eliminar la aportación financiera a los partidos sería “una señal clara de independencia”. Sin embargo, el Parlamento y el Consejo Federal se han negado rotundamente a elaborar una contrapropuesta a la Iniciativa por la justicia. Será el pueblo quien tenga la última palabra en las urnas.

www.justiz-initiative.ch

Todas las votaciones del 28 de noviembre de un vistazo

Iniciativa por una asistencia fuerte

Suiza debe formar a más personal de enfermería y ofrecerles mejores condiciones de trabajo. Es lo que exige la iniciativa popular “Por una asistencia fuerte” (más información al respecto en Tema clave).

Iniciativa por la justicia

El objetivo es que en el futuro los jueces federales sean elegidos por sorteo. Los promotores de la Iniciativa por la justicia quieren garantizar así la independencia del Tribunal Federal.

Ley de la COVID-19

Los “Amigos de la Constitución” luchan nuevamente en las urnas contra medidas federales por el coronavirus. El segundo referéndum se opone en especial al certificado COVID para vacunados, curados y con test negativos.

(TP)

top