Menu
stage img
  • Oído

Dino Brandão y la voz de los ángeles

04.02.2022 – STÉPHANE HERZOG

Quienes tuvieron la oportunidad de escuchar a Dino Brandão en vivo, han quedado conmocionados. Se trata de un artista con extraordinaria voz, inmerso en un extraño y fascinante universo, como puede comprobarse fácilmente mirando el video de “Bouncy Castle”, la pieza que ha dado su nombre al primer álbum del cantante suizo. Las cinco canciones de este mini-CD se presentan como un collage psicodélico y melancólico. “My psyche is a bouncy castle, I’ll let you jump in” [“Mi psique es un castillo inflable, te invito a brincar conmigo”], canta Dino Brandão, que alterna el falsete con tonos graves. El artista zuriquense de 29 años ha colaborado, en particular, con una de las más afamadas artistas suizas, la cantante Sophie Hunger. Dino Brandão, hijo de una argoviense y un angoleño, se crio en Brugg. Su padre fue niño soldado… y al parecer, su hijo sigue resintiéndose de las ondas de choque provocadas por este sangriento pasado paterno: de estos sufrimientos quedan rescoldos en la letra de sus canciones. Quizás su música lo libere de un fantasma amenazante o de un tipo particular de esquizofrenia que le han diagnosticado. Para entrar en fase creativa, el artista se refugia en su estudio donde, rodeado de tambores amontonados hasta el techo, trabaja en solitario, reproduciendo sus grabaciones y collages musicales en su ordenador.

Dino Brandão: «Bouncy Castle», 2021, Two Gentlemen

El aprendizaje musical de este autodidacta no solo se ha nutrido de rap, sino también de músicas mestizas, como las del artista angoleño Bonga, cuya voz potente y desgarradora recuerda un poco la suya: aprovechemos la oportunidad para volver a escuchar el estremecedor éxito “Mona Ki Ngi Xica”. Dino Brandão se siente cómodo cantando en inglés, pero no desdeña el dialecto, como lo evidencia el álbum "Ich liebe Dich", publicado a finales de 2020. Esta obra es fruto de su labor conjunta con el cantante zuriquense Faber y con Sophie Hunger, quienes grabaron sus canciones en pleno confinamiento. Tanto en el escenario como en sus videos, Dino Brandão, aunque hábil sobre el monopatín, se mueve como si estuviera poseído por un espíritu. Sus extraños ademanes recuerdan en cierto modo los del añorado Joe Cocker. En su sitio web rudimentario, el artista se centra en lo esencial: anuncia principalmente las fechas de sus próximos conciertos a lo largo y ancho de Europa. Ojalá pueda usted verlo actuar en algún escenario cercano a su lugar de residencia.

image.alt
top