Menu
  • Buzón

Cartas al director

09.07.2015

La migración y las virtudes suizas

Últimamente, en Suiza se discute mucho sobre la inmigración y los trabajadores extranjeros. Y a menudo se olvida fácilmente la influencia tan positiva que ésta puede tener sobre los migrantes y sus países de origen, cuando esas personas regresan. De 1973 hasta bien entrados los años 90, muchos españoles encontraron trabajo en Suiza. Sólo del pueblo que se encuentra al lado de nuestra explotación agraria, cerca de Salamanca, emigraron a Suiza 75 personas en 1973. Entre ellos está uno de nuestros actuales empleados, que pasó 17 años en Borsary Co. antes de volver a España y recuerda con gusto sus años en Suiza, como la mayoría de sus vecinos. Y es un placer ver cómo los ha influido su estadía allí: en sus actuales oficios son fiables, puntuales y exactos, cualidades que atribuyen a su formación en Suiza.

Brigitte Sánchez-Arjona, España

Portada con carácter simbólico

Les agradezco la portada de la edición de junio de 2015 de “Panorama Suizo”. Su carácter simbólico es sensacional. Esa imagen de una imponente cruz suiza que se desplaza desde la derecha para ser la protagonista y detrás el logotipo del euro del BCE está muy lograda y representa una auténtica visión de futuro, dado que la fuerza de Suiza, la democracia directa y la cogestión de todos los ciudadanos, debe marcar cada vez más la conciencia de todos los europeos, para que Europa se construya de nuevo desde abajo, sobre la base de la voluntad de los ciudadanos.

Edgar Ruf, Düsseldorf

Las batallas campales electorales no son nada nuevo

El catedrático Kohler se refiere en la edición de junio a una “campaña electoral entre partidos antagónicos”. No comparto su nerviosismo ni sus preocupaciones. ¿Campaña electoral entre partidos antagónicos? Todo el mundo sabe que eso no es nada nuevo en tierras helvéticas. Miremos 4 años atrás. Pensemos en lo que pasó hace 8 años. ¿Era diferente entonces? ¿Y en los agitados años del llamado movimiento juvenil de los años 80? ¿O después de 1968, en la época de la Guerra de Vietnam? Ni hablemos de la larga Guerra Fría, repleta de traidores a la patria y de recomendaciones de comprar un billete de ida a Moscú.

Heinz Moll, República Checa

Una renegada

Para decirlo públicamente una vez más, para mí, Widmer-Schlumpf es una renegada. Yo, personalmente, la considero responsable del desastre bancario, y aunque soy cualquier cosa menos amiga de USB, pienso que Widmer-Schlumpf ha traicionado a Suiza y a su secreto bancario, y también a la UDC, con una gran desfachatez. Pero sí que creo que necesitamos un partido no conservador, aunque me mantengo al margen.

Doris Joho, por correo electrónico

Las mujeres son mujeres

¡Un momento! A mí me encanta ver fútbol femenino, pero no intento compararlo con el masculino. No obstante, reconozco que el artículo de Claudia Schumacher es muy claro y sincero. Yo no creo que le quite nada al juego, simplemente reproduce las realidades cotidianas. Las mujeres son mujeres y nos encanta que sea así. Aloha

Paul Eggel, Hawai

Reforzar los estereotipos

Soy ciudadana suiza por matrimonio, y vivo en EE.UU. Cuando vi los titulares sobre la Selección Nacional Suiza de Fútbol Femenino me alegré – al fin y al cabo, el equipo jugará por primera vez en la Copa del Mundo. Pero el artículo era un ejemplo de la gran parcialidad del “periodismo” que contribuye a que el deporte femenino siga viéndose privado del respeto que se merece. Pretendiendo proporcionar información sobre las razones por las que el equipo no recibe el apoyo económico y el reconocimiento necesarios para poder prosperar, la autora refuerza repetidamente los estereotipos y utiliza un tono paternalista a lo largo de todo el artículo. ¡Aparentemente apoya la idea de que las mujeres salgan al campo de fútbol con las uñas pintadas para hacer mejor impresión! Me sorprende que la revisión editorial de su revista haya aprobado la publicación de este artículo. Las atletas femeninas suizas merecen nuestra admiración y nuestro apoyo, no nuestra condescendencia.

Constance Devanthery-Lewis, Cambridge, EE.UU.

Numerosos espectadores del fútbol femenino

Soy suizo, pero vivo en EE.UU. En Portland, Oregón, juega nuestro equipo de fútbol femenino Thorns FC en el mismo estadio que los hombres, y la cifra media de espectadores supera los 13.000 (la del fútbol masculino es de 21.000). La selección nacional de fútbol femenino es casi tan popular como la masculina. Hace unos días había 27.000 espectadores en un partido amistoso de la selección nacional femenina en Los Ángeles. Ojalá fuera también así en otros países.

Beat Stauber, Portland, EE.UU.

Las intenciones de Guldimann

Espero sinceramente que Tim Guldimann mantenga sus buenas intenciones de representar de verdad los intereses de los suizos en el extranjero cuando se incorpore a la política. Fue desalentador ser tratados como ciudadanos de segunda clase como lo fuimos cuando nuestros bancos nos abandonaron como clientes simplemente porque tenemos domicilios extranjeros. Está claro que se habría podido hacer una excepción en nuestro favor para que no sintiéramos que nos trataban como delincuentes.

Jeannette Brumbaugh, EE.UU.

top