Menu
stage img
  • Oído

Una revolución musical en los pastizales alpinos

21.03.2018

Empieza con pisadas de vacas que suben a los pastizales de verano, un mugido ocasional y algún cencerro; sigue un hímnico canto a la tirolesa: no queda duda alguna sobre dónde está el paraíso para Trauffer: en las cumbres alpinas de esa Suiza de estampa, allí donde “sexo, drogas y rocanrol” nunca lograron desplazar a “Schnupf, Schnaps + Edelwyss” [“rapé, aguardiente y flor de las nieves”], que es también el título de su nuevo álbum.

Los seguidores de este exitoso músico bernés no le reprocharán que la pieza principal de su álbum renuncie al rock al estilo “Schnee vo Geschter” y que, a la vez, continúe valiéndose de los clichés de este estilo musical en más de la mitad de sus nuevas canciones. En “Dä mit de Chüe” [“El tío de las vacas”], la guitarra eléctrica responde al acordeón para crear un groove desenfrenado: una combinación usada ya con éxito por el roquero alpino austriaco Hubert von Goisern, a finales de los ochenta. Pero esto no le basta a Trauffer: en la misma pieza musical se oyen instrumentos de viento que tocan temas de los Blues Brothers, acompañados de un cuerno alpino y un dulcémele. Por supuesto que en el sexto álbum del cantante se entonan una y otra vez cantos a la tirolesa.

A sus 39 años, este músico de Brienz tiene tras de sí una exitosa carrera. Marc Trauffer empezó a conocer la fama con su grupo Airbäg, mientras que como solista estableció récords históricos a más tardar desde “Alpentainer”, en 2014: este álbum permaneció durante tres años entre los 50 mayores éxitos suizos, mientras que el siguiente, “Heiterefahne”, lanzado en 2016, encabezó la lista de éxitos durante siete semanas. No obstante, Trauffer no ha alcanzado hasta ahora ningún verdadero éxito con los sencillos. También la canción actual “Geissepeter” alcanzó tan sólo el octavo puesto en diciembre del año pasado.

Además de sus canciones pegadizas de rock folclórico, el álbum “Schnupf, Schnaps + Edelwyss” incluye algunas baladas y una buena ración de reggae con sonoridades típicamente alpinas. En la letra de sus canciones no hay nada que pudiera ofender: Trauffer desea llegar a un público amplio, más allá de cualquier frontera regional; así, en la canción “Bier & Cervalat” disfruta con diplomacia de su salchicha , con o sin mostaza. Más gracioso es su limerick “Obsi oder Nizi” [“Hacia arriba o hacia abajo”], canción-poema llena de humor al estilo Peach Weber. No cabe duda de que, por ahora, el camino de Trauffer seguirá yendo “obsi” (para arriba).

Stefan Strittmatter

Trauffer: SCHNUPF, SCHNAPS + EDELWYSS. Ariola/Sony, 2018.

top