Menu
  • Visto

Las discretas pasarelas de los mininos helvéticos

31.07.2018

Nos hemos acercado a un objeto típico de los barrios residenciales suizos. Ya era hora, tienta decir.

Son un fenómeno urbano típico y al mismo tiempo desconocido: las escaleras para gatos de los barrios residenciales suizos. En ningún otro lugar del mundo se entrelaza discretamente en la imagen urbana tal cantidad y variedad de formas. Con gran habilidad arquitectónica y artesanal, a los gatos se les ofrece un enlace entre la libertad y el cálido hogar humano: escaleras de caracol, puentes estrechos y con un peligroso balanceo, sistemas de ascenso que forman un zigzag artístico hasta diminutos balcones, acolchados con piel y atornillados a las fachadas de las casas. Sea como sea, a pesar de la alta densidad de esas estructuras artísticas construidas para los gatos, la escalera destinada a estos felinos no ha sido, hasta el momento, objeto de estudio alguno. Pero las cosas están cambiando: la autora y diseñadora gráfica Brigitte Schuster trabaja actualmente en una obra de referencia sobre las escaleras para gatos y, por lo tanto, sobre la relación entre los habitantes de la ciudad y estas mascotas de cuatro patas. ¿Un proyecto extravagante? Schuster se lo toma muy en serio. En su análisis de las escaleras para gatos combina enfoques sociológicos, arquitectónicos y estéticos. A fin de cuentas, la investigadora llega a preguntarse si las escaleras no serían más importantes para los humanos que para los animales: las escaleras revelan la necesidad que sienten las personas de brindar a sus mascotas un acceso a su hogar, porque probablemente los gatos no necesiten este tipo de ayuda para resolver los problemas de su vida cotidiana. El trabajo artístico de Schuster se presentará en alemán e inglés a principios de 2019, pero puede reservarse desde ahora.

Marc Lettau

 

brigitteschuster.com/swiss-cat-ladders

 

top