Menu
stage img
  • Editorial

La inmigración masiva: una situación confusa

16.03.2017

De hecho, el expediente de la inmigración debería estar archivado desde hace tiempo. En diciembre pasado, el Parlamento decidió poner en práctica la Iniciativa contra la inmigración masiva, más de dos años después de su adopción por el pueblo. Sin embargo, esta medida suscitó una fuerte resistencia en las filas del Consejo Nacional. Inmediatamente después del voto final, el grupo parlamentario de la UDC acusó al Parlamento de violar la Constitución: una acusación que no carece de fundamento si se toma en cuenta que ya quedaba muy poco del contenido original de la Iniciativa. La voluntad del pueblo de regular la inmigración mediante contingentes y cuotas máximas de inmigrantes, había sido soslayada. Una “prioridad a los nacionales” en versión light, sustituía estas reivindicaciones.

La puesta en práctica de la Iniciativa era desde un principio misión imposible. ¿Cómo aplicar la voluntad del pueblo sin poner en peligro la libre circulación de las personas con los países de la UE? ¿Cómo aplicar literalmente esta Iniciativa, o al menos en sus líneas generales, sin afectar los intereses nacionales prioritarios? A raíz de diversas consultas con la UE quedó patente que ésta no quería aceptar los contingentes previstos. Mientras tanto surgió la idea de introducir una cláusula de salvaguardia, con topes anuales de inmigrantes si se superaba un cierto límite. Al final, el Parlamento aprobó la llamada “prioridad light a los nacionales”, que tan sólo consiste en conceder una especie de prioridad a los desempleados suizos.

Pese a la resolución de diciembre la “inmigración masiva” permanecerá en el centro de los debates, dado que la UDC ha anunciado ya que lanzará una iniciativa popular sobre la libre circulación de personas con los países de la UE. También se votará sobre la Iniciativa RASA, que prevé la eliminación total del artículo sobre la inmigración masiva, incluso en la Constitución. Por si fuera poco, recientemente un miembro del PS lanzó a título personal un referéndum contra la ley sobre la iniciativa contra la inmigración masiva –paradójicamente, con el fin de reforzarla mediante un referéndum popular, pues el iniciador está a favor de esta ley–.

La situación es confusa: ¿cuáles son los retos? ¿Dónde están las contradicciones? ¿Y las prioridades? El artículo “Tema clave” de la presente edición se esfuerza por arrojar luz sobre las distintas facetas del problema, por recapitular estos últimos tres años de luchas de trincheras y establecer un balance actual, para ayudar a nuestros lectores a seguir los complejos debates que nuestro país tiene aún pendientes en materia de inmigración.

Marko Lehtinen, redactor en jefe

top